Deportes

Zidane: “Físicamente estamos al límite”

Al terminar el partido, a Nacho todavía le quedaba un rato sobre la hierba, bajo el chaparrón. Le faltaba hablar para la televisión con derechos y para la del club. “Estoy tiritando del frío”, dijo justo al principio, después de deshacerse de las camisetas empapadas y meterse en un abrigo que no le calmó el tembleque. “Perdona, que estoy…”, se disculpó por la tiritona entre respuesta y respuesta. Poco después Courtois aportó su visión de la tormenta con la que terminó una tarde que comenzó con temperatura amable, y que él soportó en el reducido espacio de semiconfinamiento de un portero: “Estoy empapado. Cuando llueve así, los brazos se mojan, se congelan las manos… Me intenté mover todo el rato. Si hubiera estado media hora fuera así, casi me desmayo, pero con tanta adrenalina se te pasa un poco”, dijo.

La tiritona de Nacho marcó uno de los puntos más visibles de la exigencia de un curso que ha diezmado a la plantilla del Madrid, en las raspas en varios tramos, y que ayer terminó el clásico con una defensa formada por Odriozola, Militão, Nacho y Mendy. Tormenta helada cuatro días después de otra noche extremadamente exigente contra el Liverpool. Zidane resumió la situación del plantel blanco: “No sé cómo vamos a acabar la temporada. Físicamente estamos al límite. Nos cuesta terminar nuestros partidos, pero estamos vivos. Vamos a descansar bien, vamos a ver cómo podemos descansar mejor y luego preparar el partido del miércoles”, dijo en referencia a la vuelta de los cuartos de final de la Champions contra el Liverpool en Anfield.

Aunque la exigencia tampoco se relaja ahí. Si supera la eliminatoria, en la que parte con ventaja (3-1), al Madrid, metido de lleno otra vez en la lucha por el título de Liga, le espera una tanda de más de un mes con dos partidos semanales, hasta el fin de semana del 15 y 16 de mayo. Por eso Zidane, que ayer vio cómo se retiraban del campo tocados Lucas Vázquez, Fede Valverde y Eder Militão, volvió a señalar a la solidez del grupo y la profundidad de la plantilla como fundamentales para que siguieran compitiendo: “Al final son todos. Me alegro por ellos, porque hemos tenido muchos cambios. Entraron Marcelo, Isco, Odri y Mariano. Cuatro casi a la vez. Sufrimos, pero no ha cambiado nada. Todos están comprometidos, todos quieren jugar, y eso es lo bueno. Es un equipo muy solidario, y se ha visto en el campo”, dijo.

No fue el único del Real Madrid que destacó la función coral. También quiso destacarlo Nacho: “Tenemos una plantilla muy amplia, todos estamos dando la cara. Nos quedan cosas muy bonitas por seguir luchando”, dijo el central, que no podrá jugar el siguiente partido de Liga, el próximo domingo contra el Getafe, después de ver ayer la quinta tarjeta amarilla. Si Varane no se recupera del coronavirus, el Madrid se presentaría en ese encuentro con un solo central, Militão, ya que Ramos sigue lesionado.

Courtois también quiso subrayar la importancia del coraje en la victoria: “El segundo tiempo se nos complicó muchísimo, pero este equipo sabe luchar”. Sin embargo, Zidane no limitó su análisis a la garra: “Controlamos y merecimos nuestra victoria. Hemos tenido muchas ocasiones de meter el tercero y el cuarto”, dijo. “Muy buenas sensaciones, muy buen partido. Ha sido complicado, porque el rival es muy bueno, pero es una victoria muy merecida”.

Difícil por el rival y por las condiciones, en las que insistió Nacho: “Un día complicado, de frío de lluvia, no es agradable jugar así, pero hay que apretar los dientes”.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply