Las noticias

Ximo Puig pide al Gobierno 150 rastreadores militares para el área metropolitana de Valencia

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en una comparecencia pública este agosto.
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en una comparecencia pública este agosto.Europa Press

La Comunidad Valenciana ha aceptado este jueves el respaldo que ofreció hace dos días el Gobierno a los presidentes autonómicos para contener el coronavirus y a lo largo de la mañana formalizará la petición de 150 rastreadores militares para actuar en el área metropolitana de Valencia. La capital valenciana, con una población aproximada de 1,6 millones de habitantes, ha visto crecer el número de casos en los últimos días. “Hemos estudiado la propuesta y hoy pediremos formalmente su aplicación”, ha dicho el presidente valenciano, el socialista Ximo Puig.

Solo la Comunidad Valenciana y Murcia, que ha solicitado 60 efectivos, se han acogido hasta ahora a la propuesta que el pasado martes lanzó el presidente Pedro Sánchez de poner a disposición de las comunidades autónomas 2.000 militares para poder contribuir a frenar la expansión del coronavirus. Galicia ha mostrado interés pero no lo ha concretado todavía y otras autonomías como Cataluña y País Vasco la han descartado.

Puig es uno de los pocos presidentes autonómicos que acogió positivamente, sin rastro de crítica, el ofrecimiento que Sánchez hizo público el martes de amparar a las comunidades autónomas que necesiten decretar el estado de alarma para frenar su avance. La incidencia del coronavirus en la Comunidad Valenciana está por debajo de la media española pero el repunte de contagios en la última semana, con 800 nuevos casos en un día, y su concentración en la provincia de Valencia, sobre todo en el área metropolitana, aconseja cautela.

El presidente valenciano ha reconocido que la autonomía está “en una situación compleja, no satisfactoria, pero controlada” y, como ya avanzó el viernes, la Generalitat no recurrirá de momento al estado de alarma —herramienta que también brindó el presidente Sánchez— aunque no descarta hacerlo si la situación empeora. “Creo que es el camino correcto porque refuerza la idea de cogobernanza y profundiza en la capacidad de autogobierno de las comunidades”, opinó Puig, que dijo no entender las críticas de otras comunidades.

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, ha asegurado que los militares estarán listos para reforzar el rastreo a primeros de septiembre. En una primera fase, los efectivos de la UME reforzarán el seguimiento de casos en Valencia y su área metropolitana aunque Puig no ha descartado desplazarlos a otros lugares si se agravan los rebrotes. La valenciana es una de las autonomías con mayor número de rastreadores, concretamente un millar.

El político valenciano ha subrayado que la Generalitat profundizará la labor de control y disciplina para que se cumplan medidas como el uso de la mascarilla y la distancia social; de hecho, la comunidad autónoma acumula más de 20.000 sanciones por el incumplimiento de normas contra la covid-19.

Leave a Reply