Las noticias

Wall Street logra su mayor alza desde 1933 y el Ibex sube casi el 8%

Un peatón camina por una Wall Street casi vacía.Un peatón camina por una Wall Street casi vacía.Mike Segar (reuters)

Wall Street ha cerrado este martes con fuertes subidas, ante los indicios de que el acuerdo en el Congreso sobre el colosal paquete de rescate a la economía, golpeada por la pandemia del coronavirus, está a punto de alcanzarse. El Dow Jones escaló un 11,3%, volviendo al nivel superior a los 20.000 puntos que había perdido las sesiones anteriores y registrando su mejor día desde 1933. El S&P 500 ganó un 9,4% y el Nasdaq, un 8,1%. En España, el Ibex creció un 7,82%, el aumento más intenso desde 2010, animado también por el próximo levantamiento de la cuarentena en la ciudad china de Wuhan, por las nuevas medidas de la Reserva Federal de EE UU y por la posibilidad de un acuerdo en el Congreso estadounidense sobre el paquete de estímulo.

Las alzas del parqué neoyorquino venían anticipadas por el mercado de futuros que, después de las pérdidas del lunes, empezó con fuertes subidas en los futuros del S&P. Las pérdidas registradas por este indicador bursátil el lunes, sumadas a las que acumula desde mediados de febrero, borraron todo lo ganado desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. Lo mismo ocurrió con el Dow Jones el viernes pasado, cuando selló su peor semana desde octubre de 2008, con el estallido de la crisis financiera.

Las nuevas medidas de la Reserva Federal, que anunció el lunes, antes de la apertura de la Bolsa, que comprará activos ilimitadamente hasta que se estabilicen los mercados financieros, no pudieron impedir caídas de un 3% de los índices Dow Jones y S&P al cierre. Pero aliviaron posiblemente parte de los temores de los inversores ante las informaciones sobre el avance del virus y el impacto en la economía de las medidas adoptadas por los Gobiernos para contenerlo.

Las operaciones en Wall Street de este martes coinciden con informaciones sobre avances en el Capitolio, donde seguía atascado el paquete federal de rescate valorado en casi dos billones de dólares. El lunes por la noche, tras una maratoniana jornada de negociaciones, tanto el secretario del Tesoro como destacados senadores demócratas aseguraron que se encontraban a punto de alcanzar un acuerdo sobre un conjunto de medidas, de una ambición sin precedentes, que los legisladores llevan una semana negociando. Los demócratas consideran que la propuesta del Tesoro se centra demasiado en las corporaciones y demandan protecciones a los trabajadores y ayudas a los servicios sanitarios y las administraciones locales. “El Congreso debe aprobar el acuerdo hoy, y dejarse de tonterías. Cuanto más tarde, más difícil será reiniciar nuestra economía. ¡Nuestros trabajadores sufrirán!”, tuiteaba el presidente Trump, minutos antes de la apertura.

Mientras tanto, la pandemia del coronavirus, con más de 367.000 casos confirmados en todo le mundo, se propaga de manera exponencial por Estados Unidos que, con más de 41.000 casos confirmados, es ya el tercer país del mundo con más pacientes. Nueva York se ha convertido en uno de los epicentros globales de la pandemia y concentra más del 60% del total de los casos confirmados en el país.

El presidente Trump lleva desde el domingo sugiriendo que no está dispuesto a prolongar durante más tiempo las medidas de confinamiento, necesarias para frenar la expansión del virus, pero que tanto daño están haciendo a la economía. “No podemos permitir que el remedio sea peor que el problema en sí mismo”, tuiteaba el domingo por la noche. El próximo lunes vencen las directrices adoptadas por el Gobierno federal y el presidente aseguró que se tomará “una decisión sobre el camino a seguir”. El lunes, en su comparecencia diaria ante la prensa en la Casa Blanca, Trump volvió a sugerir que las medidas de confinamiento podrían no extenderse más allá de la semana que viene. “No estoy pensando en meses”, dijo. “Nuestro país no se construyó para estar cerrado. Estados Unidos volverá a estar pronto abierto para los negocios”, añadió. “Esto era un problema médico, no vamos a permitir que se convierta en un problema financiero”.

Leave a Reply