Las noticias

Vox dio por válidos avales a candidatos fantasma en sus elecciones internas

Rocío Monasterio, en la imagen durante el debate sobre el estado de la región, seguirá como presidenta de Vox en Madrid aún sin llegar al 10% de los avales.
Rocío Monasterio, en la imagen durante el debate sobre el estado de la región, seguirá como presidenta de Vox en Madrid aún sin llegar al 10% de los avales.Juanjo Martín / EFE

Votos a candidatos fantasma que se dan por válidos y votos a candidaturas reales que se declaran nulos sin que se sepa el motivo. Una semana después de cerrarse el plazo, el Comité Electoral de las elecciones internas de Vox ha publicado finalmente este viernes los avales obtenidos por cada candidatura, ya que hasta ahora solo había comunicado qué listas habían superado el 10% de los afiliados de su respectiva provincia, necesario para poder participar en las primarias.

Sin embargo, los datos difundidos no solo no han conseguido acallar las protestas de quienes alegaban tener pruebas de haber recibido más avales de los que se les reconocían oficialmente, sino que han provocado aún más indignación y sorpresa.

Los resultados hechos públicos demuestran que al menos cuatro candidaturas obtuvieron suficientes avales para poder competir en las elecciones a los comités provinciales pero se quedaron fuera porque el Comité Electoral anuló parte de los mismos. Eso sucedió en Granada, Sevilla, Almería y Toledo.

El Comité Electoral no explica cuál es el motivo por el que se anularon estos avales ya que, en teoría, el sistema informático a través del cual se realizó el proceso no permitía avalar si el afiliado no cumplía todos los requisitos: estar al corriente de pago y tener nueve meses de antigüedad.

Lo más sorprendente es que, según los resultados difundidos, mientras se anularon avales a estas candidaturas, en cambio se dieron por válidos los dirigidos a candidatos que ni siquiera se presentaban. Para rizar más el rizo, estos candidatos fantasma registraron tanto votos válidos como nulos, sin que se sepa qué diferenció a unos de otros.

Se da la circunstancia de que Rocío Monasterio, presidenta de Vox en Madrid, es la única que ha renovado el cargo sin lograr el 10% de los avales. Ello se debe a que, según el reglamento del partido, si ningún candidato llegaba a este porcentaje en la provincia, se rebajaba al 5% de los afiliados. Monasterio tuvo el 8,3%.

Varias candidaturas excluidas han presentado recurso ante el Comité Electoral no solo por estas irregularidades sino también porque candidatos oficialistas, al frente de gestoras provinciales nombradas a dedo desde Madrid, incumplieron groseramente la prohibición de utilizar su cargo orgánico en beneficio propio.

De hecho, uno de los cinco miembros del propio Comité Electoral, Juan Cremades, era a su vez candidato a vicepresidente en la candidatura por Barcelona que ha sido proclamada sin votación.

El escrutinio estaba en manos de este Comité Electoral y los candidatos no disponían de interventores para verificar el recuento. Tampoco podrán revistar si los avales se han computado correctamente pues, según dicho comité, no queda constancia de a quién ha dado su aval cada afiliado.

De las 52 circunscripciones (50 provincias más Ceuta y Melilla), Vox solo aceptó realizar primarias en 19, las que disponen de más de 500 afiliados, pero al final se han reducido a solo siete, al proclamar directamente ganadoras las listas de aquellas provincias donde solo una superó el 10% de avales.

Leave a Reply