Deportes

Vidal: “No juegan contra un equipo de la Bundesliga, sino contra el mejor del mundo”

El Barcelona aterrizó en Lisboa casi de incógnito, sin aglomeraciones pidiendo autógrafos porque no pasaban de 50 los hinchas agolpados en la puerta del hotel. No lucen carteles por la ciudad –acaso unas marquesinas del Red Bull Salzburg porque así lo ha pagado la marca espiritosa, pero no el organismo internacional- ni se aprecia la habitual fanfarria de la UEFA. Pero así, como de refilón, sin levantar la voz, afronta el Barcelona este formato exprés de la Champions. Quizá le va mejor que en las temporadas pasadas, cuando se daba por descontados los triunfos ante el Roma y el Liverpool, bofetadas de las gordas después. Se mide el Barça al Bayern, equipo que con el técnico Hansi Flick ha ganado 29 de los 32 partidos que ha disputado (dos empates y una derrota). Setién lo tiene claro: “Sabemos del potencial del rival. No lo vamos a minimizar. Es un equipo potencialmente extraordinario, pero nosotros también lo somos. Será un partido igualado, con alternativas. Tenemos muchas cosas que decir en este partido”.

Desde Alemania e incluso desde la expedición del Bayern se da por favorito al conjunto bávaro. Arturo Vidal, que jugó tres cursos en Allianz Arena, fue rotundo: “He escuchado pero no he tomado atención porque conozco a la gente del Bayern. Lo que se habla fuera no es lo que piensan los jugadores. Además, este viernes no juegan contra los equipos de la Bundesliga, sino contra el Barcelona, el mejor equipo del mundo”. Y Setién explicó cómo prevé el duelo: “Será importante tener el balón porque eso nos permite defendernos menos tiempo sin él y su potencial ofensivo es muy alto. Si tienes el balón, no lo tienen ellos y no te harán daño. Pero luego todo dependerá del acierto, como suele pasar”. Pero se resistió el entrenador azulgrana a desvelar la táctica (el 4-3-3 habitual o un 4-4-2 con Griezmann en el banquillo). “Podemos pensar que el dibujo es importante, pero quizá no tanto. No sé. Pero lo que sí tenemos claro es el talento y la velocidad que tiene este rival en el aspecto ofensivo. Por lo que cuando tengan el balón no quedará otra que defender. Y si lo tenemos nosotros y superamos la presión, les podemos hacer mucho daño”.

Pero este Bayern, que tiene la baja del lesionado Pavard –por lo que Kimmich regresará al lateral- y está por ver cómo sigue Davies (desde el equipo alemán cuentan que jugará), impone a cualquier rival. No a Arturo Vidal, que persistió en su discurso: “Es el partido más importante del año. Esperemos que sea nuestro campeonato. Porque aunque el Bayern salió campeón de Liga y Copa, nosotros somos el Barcelona y si hacemos lo que tenemos que hacer, seguramente pasaremos”. Y remató: “El Bayern siempre es favorito en todos los lados, pero no juegan contra el Barcelona, el mejor equipo del mundo. Veremos quién gana”.

Dembélé pide turno

Con la expedición azulgrana viajó Ousmane Dembélé, apartado de los terrenos de juegos hace seis meses tras una intervención en el bíceps femoral. Y, aunque no tiene el alta, ya se sabe que la recibirá horas antes de comenzar el duelo. Setién dio la pista: “El caso de Dembélé es una satisfacción para todos que pueda estar incluido en la convocatoria”, expuso. Y añadió: “Estará en disposición de jugar unos minutos si lo consideramos oportuno. Lleva casi un año sin jugar, pero tenemos la ilusión que pueda hacerlo unos minutos y que lo haga bien”.

Leave a Reply