Las noticias

Vamos de puente (1)

Luis Grañena

Con el poder de la mente vamos a salir de puente durante tres días.

Roma. Por encima de todo, por delante de todo y para siempre, Roma. La primera vez fui de mochilera, hacia 1978. Leí en el periódico que había una manifestación en la puerta de la perrera municipal, contra la vivisección o experimentación en animales vivos. Allí me planté y conocí a una familia más romana que la de Augusto.

Tenían un conejo llamado Alfredo y, en general, tal amor a los animales que mantenían como compañía a un exnovio de la hija, Mario, creo, que se les había quedado fijo y solo leía enciclopedias. La madre repartía espaguetadas a punta pala y allí comíamos todos. Bípedos, cuadrúpedos. Roedores, humanos, canes rescatados.

Fue una entrada romana por el arco grande, la mía. Desde entonces, no he dejado de sentirme mejor en cada ocasión que llegaba. La última, con mi amiga Irene, en casa de Elisabetta y Gerry, con sus hijos y dos periodistas corresponsales en el Vaticano (espero que estéis bien: ánimo). Entreverada, siempre, Francesca, desde Beirut y hasta hoy, con John y vuestros chavales. La vida os conserve.

¿Alguien da más? Todos tenemos una o varias Romas dentro. O las tendréis. La miraremos con otros ojos cuando sepamos lo que fue perderla, para recuperarla no a través del turismo frenético sino con plena conciencia de lo que significa el término Ciudad Eterna.

Mañana visitaremos otra capital. Todavía no sé cual, pero ayuda. La memoria es un gran paracetamol.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply