Las noticias

Una persecución de película y un choque contra un coche de policía, todo sin carné de conducir

Las calles de Madrid presenciaron este domingo una persecución automovilística digna de una película. El intento de huida empezó en el distrito de Vicálvaro de la capital, tras ser sorprendido por la policía un automóvil con cuatro tripulantes haciendo derrapes. Acabó en la calle Serrano, tras embestir de frente a un coche de policía. El conductor, que tiene 18 años, fue detenido junto con tres menores, de nacionalidad española, y se les imputa un delito de atentado contra la autoridad, daños, lesiones y un delito contra la seguridad vial. Fuentes policiales confirman que el joven conductor, de nacionalidad rumana, no tenía carné de conducir y acumula antecedentes por hechos similares y de otro tipo de cuando era menor de edad. De hecho, había sido arrestado 10 días antes tras haber cometido un hurto.

Cuando la Policía Nacional vio las maniobras que estaban realizando en una zona de Vicálvaro, alrededor de las 17.00, procedieron a dar el alto al coche, pero los acusados se dieron a la fuga. Entonces se inició una persecución que se trasladó al centro de la capital. En esas calles chocaron contra un motorista, provocaron daños a varios vehículos y el mobiliario urbano, además de tener un altercado con un ciclista. De estos sucesos no hay heridos de gravedad, a pesar de que en algunos momentos alcanzaron los 110 kilómetros por hora en vías de máximo 60.

En la calle Serrano, a la altura de la Embajada de Estados Unidos, el coche, ya acorralado, hizo una maniobra y terminó en la acera, donde impactó con un automóvil de la Policía, bancos, papeleras, una farola y un árbol, para detenerse por completo a las 17.50. Allí, los agentes actuaron rápidamente y lograron impedir que ninguno de ellos pudiera escapar a pie.

Al ser detenidos los jóvenes insultaron y pegaron patadas a los agentes y les dijeron que “ojalá se hubieran muerto”, según precisan fuentes policiales. Además, el joven conductor no supo justificar la procedencia del coche. Dijo que era de un amigo suyo y los agentes tratan de determinar ahora si es robado. Por estas dos razones también han sido imputados por robo de vehículo y atentado a agentes de autoridad.

Cuatro agentes han resultado heridos leves con esguince cervical y contusiones y dos de ellos han tenido que ser trasladados a hospitales de Madrid. Tres de los policías ya han recibido el alta y solo uno permanece en el hospital en observación. Mientras, los detenidos han pasado a disposición judicial.

Leave a Reply