Internacional

Un ultimátum del Supremo de Venezuela agudiza el forcejeo electoral

Personas caminan afuera de la Asamblea Nacional de Venezuela, en Caracas.Personas caminan afuera de la Asamblea Nacional de Venezuela, en Caracas.Andrea Hernández Briceño / AP

Un errante Tribunal Supremo de Justicia dictó una nueva decisión que complica aún más la crisis institucional de Venezuela. Luego de invalidar la junta directiva del Parlamento que encabeza Juan Guaidó en favor de la de Luis Parra, nombrado en una rocambolesca sesión en enero pasado sin quórum ni votos verificados, y de abrir camino a la omisión legislativa para abrogarse la designación de los rectores del Consejo Nacional Electoral, devolvió la pelota al comité de postulaciones que desde el año pasado tiene el encargo de la Asamblea Nacional de iniciar el camino hacia unas elecciones libres en el país. La viabilidad de esos comicios pasa por cambiar el árbitro, aunque este no sea el único escollo.

En una decisión publicada la noche del miércoles, el Supremo, dentro de la órbita del chavismo, da un plazo de 72 horas para que ese comité entregue una lista de candidatos preseleccionados para dirigir el órgano electoral. En la medida valoran la actuación de los diputados Ángel Medina, Luis Aquiles Moreno, Stalin González, Piero Maroun, Olivia Lozano, Franklyn Duarte, William Gil, Nosliw Rodríguez, Jesús Montilla, Julio Chávez y Gregorio Graterol, que representan a la oposición, a la fracción que ha pactado con Maduro y respalda a Parra y al chavismo. El ultimátum, sin embargo, supone que los parlamentarios se salten la norma.

La legislación electoral establece que la renovación de rectores debe hacerse en cuatro pasos. La conformación del comité, que comenzó en noviembre y ya está integrado por los 11 diputados y 10 miembros de la sociedad civil, es apenas el primero y concluyó en marzo. A este sigue la elaboración de un reglamento para recibir las postulaciones, que debió hacerse en los seis días siguientes a la instalación formal del comité, pero que aún no se ha aprobado, aseguraron sus voceros, por las limitaciones que ha impuesto la pandemia.

Al proceso, atascado en este paso, seguiría una convocatoria a las postulaciones —que en medio del confinamiento tendrían que ser online— que pueden hacer las facultades de ciencias jurídicas y políticas, los representantes del Poder Ciudadano y la sociedad civil. Y finalmente la evaluación de las credenciales y la designación de los rectores principales y suplentes en plenaria de la Asamblea Nacional.

“Los pasos están muy claros en la ley. Nuestra misión como comité no es buscar nombres ni pactarlos, tiene que abrirse una convocatoria. No pueden obligarnos a violar la ley. Un nuevo árbitro que devuelva la confianza en el voto para poder hacer unas elecciones libres tiene que contar con un gran aval político”, señaló el diputado Ángel Medina, presidente del comité de postulaciones electorales.

Desde el 2003, el Supremo se ha atribuido competencias que no tiene para designar los miembros de la institución electoral en cuatro ocasiones, la última vez en 2016. Solo cuando el chavismo tuvo mayoría en el Parlamento, en 2006 y en 2009, se cumplió con la normativa de designar estos cargos desde el legislativo.

Medina rechazó esta nueva amenaza del máximo tribunal de tomar una decisión unilateral y fuera del marco legal. “Los magistrados han dado unas declaraciones políticas. Hacer las cosas cada quien por su lado solo va a profundizar el conflicto”.

La renovación del Poder Electoral no es el único paso para garantizar unas elecciones confiables de cara a la nueva legislatura que debería elegirse en diciembre y a unos comicios presidenciales, como los que ha pedido la oposición y la comunidad internacional, que permitan resolver el conflicto de poder desde que Maduro se reeligió en mayo de 2018 en unas votaciones convocadas de forma fraudulenta que no ha reconocido la comunidad internacional. Esos comicios abrieron el camino para que más de 50 naciones respaldaran entonces la legitimidad de Guaidó como jefe del Parlamento y presidente interino de Venezuela.

El Parlamento ha dicho que no atenderá al plazo que vence este fin de semana. “Hoy hay peores condiciones que en 2018 y no le vamos a hacer comparsa a ningún fraude. Nuestra lucha es por la libertad y verdaderas elecciones libres. Si repiten errores, les irá peor”, escribió este jueves Guaidó en sus redes sociales.

Leave a Reply