Las noticias

Un reto al día para seguir cuidando el planeta desde casa

Aunque estemos confinados en casa, la naturaleza, el campo y los animales siguen estando ahí afuera, esperando a que todo termine para que podamos volver a disfrutar de ellos. No nos hemos olvidado de cuánto nos gusta acercarnos a un río a escuchar su sonido y ver a los peces en su hábitat natural o respirar un aire limpio de contaminación. El 22 de abril es el Día Internacional de la Tierra y es buen momento para reflexionar sobre cómo podemos seguir cuidando del medioambiente en estas circunstancias.

Seguro que durante la cuarentena has visto por redes sociales cómo tus amigos se afanan en superar retos de todo tipo, desde cortarse el pelo al cero a interpretar algún baile o vestirse solo con una almohada y un cinturón. Aquí te proponemos un reto cada día de la semana para que sigas cuidando del planeta, prepárate para hacer tu propio limpiahogar ecológico o para bajar los envases de vidrio de tus vecinos a los contenedores verdes gracias a la iniciativa #HoyYoRecicloVidrioPorTodos. ¿Te apuntas?

Día 1. Crea tu propio papel reciclado

Si no se te da bien hacer pan casero como para unirte a la moda que estamos viendo estos días por Instagram, puedes probar a hacer papel reciclado y así ayudar al planeta. Sigue los siguientes pasos:

1. Busca papeles o cartones viejos que tengas en casa, córtalos en trocitos y mételos en un cubo.

2. Echa agua caliente (el doble que de papel) en el cubo. Después, coge la batidora y tritura muy bien el papel mojado.

3. Añade una cucharada de cola blanca y mezcla todo hasta que obtengas una pasta espesa, que tendrás que dejar reposar diez minutos.

4. Quita el exceso de agua que haya en el cubo con un colador, escurre la pasta de papel, aclárala con agua fría y escúrrela de nuevo muy bien.

5. Haz un cuadrado con una percha de alambre (como las de la tintorería) y ajusta sobre él un trozo de panty o media. Después, extiende sobre su superficie porosa la pasta de papel.

6. Cuando veas que la media o el panty ha absorbido todo el agua de la pasta de papel, retírala y deja secar la lámina de papel al menos un día. Pasado ese día, ya tienes listo tu papel.

Día 2. Confecciona una mascarilla con una camiseta vieja

Las mascarillas están siendo de los bienes más difíciles de conseguir desde que empezó el confinamiento. Por eso, queremos retarte a que fabriques una tú mismo fácilmente, solo necesitas una camiseta vieja de algodón que tengas por casa:

1. Coge unas tijeras y corta la parte inferior de la camiseta con una altura de entre 17 y 20 centímetros.

2. En el rectángulo resultante, corta a su vez otro rectángulo que mida entre 15 y 17 centímetros de alto y deja por arriba y por abajo un centímetro de tela (serán las cuerdas de la mascarilla), tal y como se ve en la infografía que aparece a continuación. Tira a la basura ese rectángulo que has recortado.

3. Una vez que has extraído el rectángulo, corta por la mitad las cuerdas resultantes, para poder atártelas después por detrás de la cabeza. Pruébatela y no olvides usarla cuando vayas a hacer la compra al supermercado o a la farmacia.

Día 3. Tu consumo de energía, a examen

Al pasar más tiempo en casa, gastamos más luz y esto hace que contaminemos más y que la factura mensual sea algo más elevada. Te proponemos que dediques un día a localizar qué es en lo que más gastas y a empezar una serie de hábitos sostenibles:

– Evita encender las luces de casa a la primera de cambio y aprovecha al máximo la luz natural. Los días son cada vez más largos y serán tus aliados.

– Utiliza tapas siempre que cocines con ollas y sartenes para retener el calor y así tener menos tiempo encendida la placa.

– Aprovecha el calor residual de la vitrocerámica y el horno. Como sabes, los dos mantienen el calor bastante tiempo después de apagarlos. Por eso, apaga el horno unos minutos antes de terminar de asar lo que estés preparando, así terminará de dorarse sin gastar energía. Haz lo mismo con la vitrocerámica.

– Acumula ropa para planchar y empieza por lo delicado. La plancha gasta mucha energía hasta que se calienta, por eso, es mejor comenzar a planchar las prendas delicadas, que necesitan menos calor, y terminar con las de algodón, que necesitan más. Cuando te quede solo una prenda, desenchufa la plancha y úsala utilizando solo su calor residual.

– Procura no abrir mucho tiempo la nevera o el congelador. Cada vez que abres sus puertas, el frío del interior se pierde rápidamente. Por eso, antes de abrirlas, piensa bien qué te apetece comer.

– No abuses de la calefacción ni del aire acondicionado, ambos gastan mucha energía. Lo aconsejable es tener una temperatura en casa de entre 20 y 23 grados en invierno y de entre 22 y 25 grados en verano.

– Desconecta todos los aparatos eléctricos que no estés utilizando. La función “stand by” consume luz, aunque el aparato esté apagado. Esto sucede con ordenadores, televisores, cargadores, calefactores o cepillos eléctricos. Por eso, desenchúfalos cuando no los uses.

Día 4. Consigue un limpiahogar ecológico con aroma a limón

Otro reto que te planteamos para cuidar el planeta es que crees tú mismo un limpiahogar multiusos, con el que podrás limpiar cualquier superficie de tu casa. Para hacerlo, solo necesitas un recipiente vacío con tapa, limones (desinfectan y huelen muy bien), vinagre blanco (para quitar la grasa y eliminar los malos olores) y agua. Ahora sigue los siguientes pasos:

1. Corta varios limones en rodajas y échalos al recipiente vacío. Añade vinagre blanco hasta que se llene todo el envase.

2. Ciérralo bien y espera un mes para que el limón macere con el vinagre.

3. Pasado ese mes, coge una botella vieja de plástico, a poder ser con tapón con la función de spray, vierte dentro de ella la mezcla macerada y después añade la misma cantidad de agua. Agita bien la mezcla para que se disuelva correctamente y ya puedes usar tu limpiahogar casero.

Día 5. Ve documentales o escucha podcasts sobre medioambiente

Ahora que todo nuestro tiempo libre lo pasamos en casa, puede ser una buena idea que dediquemos una parte de él a entretenernos y, al mismo tiempo, a aprender sobre cómo cuidar nuestro planeta. Te proponemos que el reto de este día de la semana sea disfrutar de algunos de estos contenidos:

– La web Tiempo de Reciclarse, donde podrás encontrar diferentes actividades para que toda la familia aprenda sobre reciclaje y medioambiente.

– Episodio El Green Deal: el gran acuerdo europeo para afrontar la emergencia climática, del podcast #VidriosyBarras, de Ecovidrio.

– Charla TED Dejemos que el medioambiente guíe nuestro desarrollo, del profesor Johan Rockstrom.

Our Planet (Nuestro planeta). En este documental de Netflix podrás ver toda la belleza de la naturaleza que habita en el planeta, explorar sus profundidades y rincones y conocer los cambios que se están dando en él.

Día 6. Ayuda a tus vecinos a reciclar vidrio

Estos días estamos generando muchos más residuos que antes en casa. Por eso, es más importante que nunca seguir reciclando. Además de hacerlo tú mismo, puedes echar una mano a tus vecinos más mayores que no deben salir a la calle, o aquellos que estén enfermos o cuidando de otras personas. Desde Ecovidrio han lanzado la iniciativa #HoyYoRecicloVidrioPorTodos, que te permite dejar mensajes a tus vecinos para ofrecerte a reciclar sus envases de vidrio, siempre cumpliendo con las medidas de prevención y las recomendaciones. Así, en un momento, reciclas por ti y por toda tu comunidad.

Día 7. Crea tu propio compost

Si tienes plantas en casa y quieres que se nutran bien sin gastarte ni un euro, te proponemos que hagas tu propio compost, es decir, un abono orgánico casero. Hay muchas formas de elaborarlo, una de las más sencillas y rápidas es la siguiente:

1. Echa en el vaso de una batidora todo tipo de residuos orgánicos que tengas en casa, como cáscaras de fruta, café, papel o cáscaras de huevo. Añade bastante agua de forma que al batirlo todo obtengas un líquido no demasiado denso.

2. Coge una regadera y llénala con agua hasta un poco más de la mitad de su capacidad. Después, echa toda la mezcla del vaso de la batidora.

3. Ahora riega todas tus plantas con la regadera. De esa forma, las estás nutriendo con un fertilizante casero, que se convertirá en compost en unos treinta días.

Si quieres ver estos pasos en vivo o te apetece conocer más formas de elaborar compost, puedes consultar el siguiente tutorial de AquaTecnoBrico.

[embedded content]

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

Leave a Reply