Las noticias

Un planeta sostenible ya no puede esperar

Un día de mayo de 1765, James Watt estaba cruzando un parque de Glasgow cuando tuvo una inspiración: había encontrado una forma de hacer que una máquina de vapor funcionase más tiempo, abriendo la puerta al uso de estas herramientas (alimentadas con carbón) en muchas más aplicaciones y dando el pistoletazo de salida a una Revolución Industrial que cambiaría el mundo. Más de dos siglos y medio más tarde, a pocos kilómetros de allí y en la misma ciudad, decenas de miles de delegados de todo el planeta, preocupados por los efectos de la emisión masiva de gases de efecto invernadero sobre la salud del planeta, se conjuraban para poner fin a la era del carbón y de todos los combustibles fósiles, cerrando en Glasgow una etapa que empezó en la ciudad escocesa. “Los combustibles fósiles no han muerto, pero están en lo que Simone de Beauvoir llamaba ‘la ceremonia del adiós’”, apunta Victor Viñuales, director de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

Seguir leyendo

Respuestas desde el emprendimiento

Dvd 1082 24.11.21 Evento Comprometidos BBVA y El País,
Potenciar el emprendimiento sostenible
· Antonio Espinosa de los Monteros. CEO de Auara. · Guillermo Martínez Gauna-Vivas. Director de Ayúdame3D. · Gonzalo Mestre. Fundador de Sheedo Paper.
· Magda Cebrián. Cofundadora de GoZeroWaste. · Catalina Trujillo. Cofundadora de Souji. Moderado por: Lidia del Pozo. Directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA. foto: Santi Burgos

Una nueva generación de emprendedores está dispuesta a facilitar las cosas a aquellos que buscan incorporar valores de respeto y sostenibilidad a su cesta de la compra. Son emprendedores que pueden y deben aportar su visión, y para ello han estado presentes en el foro Comprometidos, en una mesa moderada por Lidia del Pozo, directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA. 
El agua es el principio de todo, y ese es uno de los factores que llevó a Antonio Espinosa de los Monteros a fundar una empresa que, en sus palabras, “intenta meter valores en una botella de agua”. En septiembre de 2016, fundó Auara, la empresa de la que hoy es consejero delegado y que desde el principio tuvo un objetivo: invertir sus dividendos íntegros en desarrollar proyectos de acceso al agua potable en países en vías de desarrollo. “La falta de agua es la mayor pobreza material que existe”, recuerda Espinosa de los Monteros. “En países como el nuestro podemos adaptarnos al cambio climático, pero hay gente que no tiene esa opción. Y las comunidades en las que viven no son responsables de ello, pero es que son las que más lo sufren”. 
En la línea de encontrar la sostenibilidad en productos cotidianos está la madrileña Souji. Cada año las cocinas españolas generan alrededor de 150 millones de litros de aceite usado. Souji vende un sistema por el cual el consumidor mete el aceite en una caja de cartón y, en un minuto, obtiene jabón que puede usar en casa. “Es difícil competir en el lineal con multinacionales enormes. Tienes barreras de entrada que hay que comunicar al cliente”, explica su cofundadora Catalina Trujillo. 
Lo relativamente prosaico puede ser también extraordinario. Durante décadas, el mundo del regalo promocional ha estado inundado de llaveros, pulseras y bolígrafos de metal y plástico, piezas baratas hechas en masa en Asia. Sheedo se lanzó a competir en ese mundo —“muy castizo” y “de productos cuya vida útil es de 16 segundos”, en palabras de su fundador, Gonzalo Mestre— con pequeñas planchas de cartón reciclado que, en su interior, contienen semillas listas para eclosionar en cuanto se las planta y se las riega. 
Ayudar a los ciudadanos a ser más responsables es el objetivo de GoZeroWaste, una aplicación móvil que indica las diferentes opciones que tienen para disponer de lo que hayan usado o no vayan a usar de la forma más sostenible posible. “El de los residuos es poco sexy, pero un problema grande y transversal”, señala Magda Cebrián, su cofundadora. “La gestión de residuos es algo muy local. Hay que desplegar infraestructura y ayudar a los consumidores”. 
Toda empresa que quiera apostar por la sostenibilidad debe hacerlo sinceramente: los consumidores se lo van a pedir. “La persona de marketing ya está empezando a preguntar de donde vienen las cosas, pero no sabes cuánto es compromiso y cuánto es imagen”, afirma Mestre. “Las empresas hacen autocrítica, pero, ¿qué hacen con su cadena de valor?”, pregunta Espinosa de los Monteros. “Las cosas que son tu responsabilidad, ese es el ámbito primordial: ahí es donde hay que poner el foco”. 
También hay una responsabilidad de los propios emprendedores. Es lo que Guillermo Martínez Gauna-Vivas hace en Ayúdame3D: no solo fabricar prótesis y dispositivos de ayuda a través de la impresión 3D, sino explicar a empresas y escuelas el poder de la tecnología para facilitar la vida de las personas. “Enseñar a que se utilicen para encontrar soluciones a problemas existentes”, señala Martínez, que dirige la firma. Ayúdame3D ha enviado prótesis (ellos las llaman trídesis) a países en desarrollo (hasta ahora, 350 unidades). 
La responsabilidad de actuar implica que hay que actuar. “Hay que perder el miedo: hay gente con muchas ideas”, apunta Trujillo. “Es un tópico, pero hay que enamorarse del problema y no de su solución”, señala Cebrián. Y, sobre todo, dar el paso. “Si te gusta algo, hazlo al 100%”, considera Martínez. “Quien quiera emprender que lo haya ya”, exhorta Mestre. “Siempre hablamos de empoderar en segunda persona, empodérate tú y ya ocurrirán las cosas”, apunta Espinosa de los Monteros.

Leave a Reply