Las noticias

Un ‘escape room’ donde el premio no es salir, sino papel higiénico virtual

Hace unos días conseguí escapar del confinamiento, ningún vigilante de balcón gritó a mi paso y ni rastro de la policía que pasa por debajo de mi casa a las 20.00 para sumarse con sus sirenas a los aplausos vecinales. No fue un sueño, como podría parecer, aunque tampoco fue real, mi escapada fue virtual. Durante casi dos horas jugué al Escape Room Apocalisis higiénico. Como si fuese una ciudadana de 2043, tuve que superar retos y pruebas para conseguir el premio (también virtual). Este es uno de los juegos de escapismo gratuitos que se han lanzado durante la cuarentena. Aviso: no es nada fácil conseguir la recompensa, un palé de papel higiénico, pero tienes la opción de consultar alrededor de 45 pistas para avanzar. Solo si llegas al final de este texto podrás leer cuántas usé yo 🧐.

En los últimos años estos escape rooms, o juegos de escape, se han popularizado en España como una actividad más de ocio para hacer en familia o con amigos. Para empezar a jugar a Apocalipsis higiénico hay que leer una introducción que narra cómo tras la pandemia de 2020 (algo nos suena) las divisas se devaluaron tanto que el papel higiénico se convirtió en moneda de cambio. Un Ferrari valdría unos seis rollos de doble capa. Tras la muerte del príncipe africano Jones Dimka, la misión de los jugadores será conseguir su herencia, el palé de papel higiénico, ya que aún los abogados no han encontrado quiénes son sus descendientes. Apocalipsis higiénico vio la luz el 16 de marzo y, según Adrián Caeiro, uno de sus creadores, en 24 horas ya lo habían probado 10.000 personas. Solo tres semanas después del lanzamiento, ya habían intentado suplantar la identidad del heredero de Dimka alrededor de 180.000 usuarios.

Caeiro es propietario de la sala de escapismo The Paradox Room, en Santiago de Compostela, y Héctor Muñoz es el responsable de Exit Room Escape, en Fuerteventura. Ambos son amigos, han tenido que cerrar sus negocios y son expertos en escapar y en ponérselo difícil a los demás. Tardaron cuatro días (“y sus noches”, matiza el gallego) en poner en marcha Apocalipsis higiénico. Caeiro explica que es “una forma altruista de entretener a la gente”, pero también una modalidad de juego de escape que quizá puedan implantar en un futuro.

Si decides competir por el palé de papel higiénico, la primera prueba será mandar un correo electrónico al abogado del príncipe africano mostrando interés por la herencia. Aunque no lo creas, vas a recibir respuesta y podrás seguir jugando. Después necesitarás todos tus sentidos y destreza en redes sociales para encontrar personas en Instagram y tendrás que interactuar con un bot de Telegram. Además, encontrarás en una carpeta de archivos comprimidos unos cuantos documentos que te servirán para ir avanzando hacia tu objetivo. ¿Alguna vez practicaste código Morse en el colegio? Si así fue, es el momento de aplicarlo, y si no, mucha suerte con los pitidos.

“Durante el confinamiento, este tipo de juegos puede unir a las pandillas de amigos, ya que puede jugarse a distancia entre todos. Muchas personas nos han enviado fotografías de la pantalla de su ordenador conectada por videollamada con sus amigos y dándonos las gracias por estas horas de diversión”, cuenta Caeiro a Verne. Estos expertos del escapismo también convocaron hace unos días una quedada online para superar el juego Capítulo 1: Conexión Entrante. Más de 6.000 personas jugaron a la vez.    

Aunque en la mayoría de escape rooms que están surgiendo estos días la temática es la misma -el coronavirus y el confinamiento- algunos están consiguiendo ambientarlos en escenarios que la mayoría identifica, como el Hogwarts Digital Escape Room. Este juego, como puede deducirse de su nombre, se ambienta en el colegio de magia de Harry Potter y convierte al jugador en estudiante de primer curso. Ha sido creado por Sydney Krawiec, una empleada de una biblioteca de Pittsburg (Estados Unidos) y, de momento, solo está disponible en inglés.

Tras el éxito de Apocalipsis higiénico, sus creadores lanzaron hace unos días un nuevo juego: Post-Apocalipsis Higiénico (BSS Edition). La principal diferencia con el primero es que está creado para grupos, pueden llegar a participar 16 personas. “Esta segunda edición está pensada para que los que están separados en estos momentos colaboren, discutan y debatan como si estuviesen codo con codo”, explica Caerio. Además, reconoce que la dificultad de este es menor: “Hay mucha gente que nunca ha participado en un juego de escape, con uno de dificultad más asequible podemos llegar a más personas”. Gracias de parte de alguien que utilizó 30 pistas para llegar al final de Apocalipsis higiénico.

Más juegos para escapar, sin salir de casa:

Hora 26, confinado

La Melodía Maldita

La cura del virus 1 (el 2 llegará próximamente)

Escape Room Estelar

Pet detective, un juego colaborativo a través de publicaciones de Instagram

Hogwarts Digital Escape Room

Desconfínate

Sin Salir del Salón es una serie de temas en los que contamos cómo nos mantenemos activos mientras estamos en casa en plena crisis por el coronavirus gracias a las iniciativas que se impulsan desde redes sociales:

Festivales y conciertos

Yoga, pilates, crossfit… y casi cualquier deporte

Juegos de mesa online y colaborativos

Cuentacuentos infantiles

-Cocina de confinamiento ‘made in’ Andoni Aduriz o Cristina Oria

Los magos prestan sus trucos a los adultos

El reto más artístico: un dibujo cada día

¿Qué le dice un cómico sin salas para actuar a otro? Contemos chistes en Instagram

Mi primera clase de “bachata para torpes” desde el salón

Pon a prueba tus conocimientos de Lengua

Disfraces caseros para recordar clásicos del arte

El día a día de decenas de personas, contado en fotografías

Gomaespuma, Pereza, Cálico Electrónico… Retornos y reencuentros de emergencia

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

Leave a Reply