Lo último

Un concierto para todos

Joaquín dice en su Twitter que este sábado vamos a liarla. Manu también quiere, pero acaba de nacer su hijo Marko y lo intentará solo si el niño lo permite. La que no podrá estar es su hermana, que trabaja como enfermera en la UCI de un hospital de Vitoria. Alejandro va fijo, no se lo perderá. Tampoco Aitana. Como dice Joaquín, el ídolo del Real Betis y de toda España, este sábado desde las 18 “todos juntitos y en casa” (se refiere a millones de personas de 180 países) podremos disfrutar de LaLigaSantander Fest, un concierto solidario que unirá a estrellas mundiales de la música de forma virtual y que contará con la presencia de futbolistas de todos los clubes de la máxima categoría. En esta historia Alejandro es Sanz. Manu es García, el capitán del Deportivo Alavés, y Aitana es Aitana. Ellos y decenas de artistas de España, México, Argentina, Chile, Portugal, Estados Unidos, Colombia y China, entre otros, interrumpirán sus rutinas en casa, muy similares a la del resto de Alejandros, Manus y Aitanas de todo el planeta durante la pandemia del COVID-19 para unirse al festival y entretenerse un rato acatando la obligación de no salir a la calle.

LaLigaSantander Fest se podrá ver desde cualquier rincón del mundo este sábado 28 de marzo a partir de las 18.00 (hora peninsular) en la plataforma LaLigaSportsTV y en el canal Movistar LaLiga

Desde que debe permanecer en su hogar, como todos, Manu García se despierta entre las ocho y las nueve de la mañana. En un hilo en su Twitter recopila las actividades de estos días: series, recetas de cocina, tutoriales, fotografía… Hace tres noches que no duerme tan bien porque su esposa y él cuentan con un nuevo integrante en la familia. Marko nació el 22 de marzo en el Hospital Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz y ha pasado a ser el centro de sus días. Por lo demás, su rutina transcurre sin demasiadas diferencias con las del resto. Desde el 18 de marzo cuenta con una máquina para correr que le cedió BH Fitness y que pudo colocar en una sala pequeña de su casa reconvertida en gimnasio. Cerca de las 12 del mediodía suele reservarse un rato para correr en la cinta y mantener la forma, para el ejercicio aeróbico. Luego, después de comer y de una siesta, toca la  videollamada con el preparador físico del Alavés, Nenad Ristic para hacer su rutina de fuerza. “Me acompaña como si estuviéramos cara a cara y nos sirve a ambos también para evadirnos un poco de este virus y hablar de nuestras cosas”, dice al teléfono el capitán de los babazorros.

Manu García, en vídeollamada con el preparador físico del Deportivo Alavés, Nenad Ristic.Manu García, en vídeollamada con el preparador físico del Deportivo Alavés, Nenad Ristic.

Un virus que ha contagiado a más de 50.000 personas en España y se ha cobrado la vida de más de 4.000. Le toca de cerca. Su hermana es una de las heroínas en el frente de lucha. Está en primera línea, en la UCI del mismo hospital que vio nacer a su hijo. Manu es una estrella de LaLiga, pero él, como Alejandro Sanz o Bisbal, este sábado quiere abrirnos su salón para, compartiendo algo que nos une tanto como la música y el fútbol, declarar a los cuatro vientos que contra el COVID-19 estamos todos juntos y guardamos un sentimiento común. Seguro que, cuando lleguen las 20 horas y el gentío estalle en un aplauso a los sanitarios, los héroes de esta historia, Manu pensará en su hermana.

Para colaborar con las consignas que exigen quedarse en casa, LaLiga con Banco Santander, Universal Music y el resto de sus patrocinadores, jugadores, clubes, artistas y la compañía de representación GTS han puesto en marcha este festival con más de 20 artistas nacionales e internacionales de la talla de Alejandro Sanz, David Bisbal, Aitana, Sebastián Yatra o Antonio Orozco, nunca antes juntos en una misma iniciativa. Óscar Mayo, director de Negocio, Marketing y Desarrollo Internacional de LaLiga dice: “Creemos que es nuestro deber aprovechar nuestra capacidad de llegada para concienciar a los aficionados de la importancia de quedarse en casa y recaudar fondos, en coordinación con el Gobierno, para comprar material sanitario. Estamos felices de ver la respuesta de todos los implicados”.

Desde que surgió la idea, hace más o menos 10 días, Narcís Rebollo, presidente de Universal Music de España y Portugal, ha puesto a trabajar a todos sus equipos para que el de este sábado sea un acontecimiento único. Será uno de los más grandes de la historia en este formato: sin escenario y sin público en la pista. “La música y el fútbol son los dos grandes eventos masivos, los dos más populares en nuestro país. Son, además, dos carreras vocacionales. Se llevan en la sangre. Talento, disciplina, trabajo y mucha relación personal. Forman parte de nuestro lifestyle”, reflexiona al teléfono Rebollo, que, de joven, se deleitaba con los conciertos en vídeo de los Rolling Stones, de Eagles o de Miguel Ríos. “Este sábado tendremos para elegir”, dice. Y adelanta: “Pop, genero urbano, lírica, flamenco…”.

Estarán también el genio chino del piano Lang Lang y el grupo colombiano Morat, que un día antes de que se decretara el estado de alarma en España pudo volver a Bogotá (Colombia). Allí cumplen la cuarentena, en un mismo piso, sus cuatro integrantes, Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil y los hermanos Simón y Martín Vargas, que podrán unirse todos desde un mismo lugar. “Veremos cómo el streaming y esta situación particular afectan a los distintos formatos”, amplia Rebollo. “No es lo mismo un cantautor que toca con su instrumento a alguien que canta apoyado por una banda o a un grupo de cuatro integrantes, cada uno con su instrumento, cada uno en su piso”, explica.

Así es el salón de la casa de Alejandro Sanz, desde donde está tocando estos días.Así es el salón de la casa de Alejandro Sanz, desde donde está tocando estos días. Alejandro Sanz Twitter

El mundo se acostumbra a una nueva realidad estas semanas por las medidas de distanciamiento social necesarias para contener la propagación del COVID-19, el virus que ha detenido a casi todo el planeta. Y el fútbol también paró, claro. Pero que los estadios estén vacíos y que por un tiempo no se llenen de abrazos, gritos, historias, amigos, familias, frustraciones o deseos no significa que el fútbol se haya ido a ninguna parte. Los recuerdos y el amor por el deporte brotan en cada casa donde los aficionados aguardan la vuelta a la normalidad. “He estado mirando muchos vídeos de jugadas y de recuerdos estos días”, dice Manu García. La música también llena los salones y ahuyenta el silencio de la calle. El futbolista de Vitoria la escucha más que nada mientras hace actividad física: Marea, Los Chikos del Maíz, Vetusta Morla, La Polla Records, Pereza, Extremoduro, AC/DC…

En el caso de Universal, Rebollo asegura haber hablado con la mayoría de los artistas y que desde un primer momento han optado por elegir a los de mayor relevancia. “Todos quieren participar, empiezan a enterarse por terceros y ellos mismos se ofrecen. Estamos cerrando filas porque si no nos pasaremos de las tres horas. Al final, cada uno quiere agradecer a su audiencia y devolverles todo lo que ellos les han dado. Es un evento solidario, que va más allá del tema del entretenimiento.” Lo recaudado en el concierto se destinará a adquirir productos necesarios para combatir la pandemia del COVID-19 y se canalizará siguiendo las prioridades sanitarias del Gobierno, en coordinación con el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Los broadcasters internacionales de LaLiga, que se sigue en más de 180 países, van a disponer de la señal para que su audiencia también pueda disfrutar de la cita

Líder en España y Portugal de una de las productoras más grandes del mundo, Rebollo asegura que a nivel económico para la industria de la música esta situación aún no ha tenido los efectos negativos que la época de la digitalización y la piratería. “Han empezado a sufrir las plataformas de pago y han aumentado mucho las gratuitas”, dice. “Ha habido que tomar muchas decisiones, como cancelar giras enteras en 24 horas. Veníamos, sin embargo, de unos años muy difíciles”, agrega. Como todos, este sábado comenzarán a reinventarse.

Los artistas producirán sus miniconciertos cada uno desde su casa. Solos. “Hemos facilitado todas las herramientas que necesitan, pero muchos de ellos ya son artistas consagrados. En su casa tienen tecnología, miniestudio. Están acostumbrados”, dice Rebollo. “Trabajar con LaLiga con una iniciativa de estas características nos da mucha seguridad. Es una organización de primer nivel en diferentes mercados. Queremos devolverle algo a todos nuestros fans”.

Marko, el hijo de Manu García, que apenas tiene cinco días, ya ha posado en Twitter con una bufanda del Glorioso, del Alavés. Este sábado escuchará su primer concierto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply