Las noticias

Un coche atento a la carretera

Hay diversas maneras de proteger al conductor en caso de un accidente, pero ninguna es tan efectiva como evitar que ese accidente ocurra. Con ese propósito como meta, la cuarta generación del Seat León ha llegado para renovar a uno de los modelos clásicos de la automoción, del que se han vendido 2,2 millones de unidades desde su llegada al mercado en 1999, y convertirlo en el vehículo más seguro que la marca ha desarrollado hasta la fecha.

Una de las grandes innovaciones de este nuevo Seat León se encuentra en un vanguardista conjunto de sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), que se anticipa a las posibles situaciones a las que nos enfrentemos al volante. Mediante una cámara, sensores ultrasónicos y de radar, el vehículo se mantiene siempre atento, reaccionando ante los obstáculos en la carretera y ofreciendo al conductor una asistencia rápida y efectiva siempre que sea necesario, alertando de una situación peligrosa mediante el uso de señales luminosas, acústicas y la vibración del volante, o minimizando el riesgo en caso de un accidente.

Un coche atento a la carretera

Entre estos sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) se encuentra el control de velocidad de crucero adaptativo (ACC) y predictivo, una función que ofrece una mayor comodidad en situaciones de tráfico con paradas frecuentes. En esos contextos, el Seat León maniobra, acelera y frena automáticamente dentro de los límites del sistema, siempre que el conductor tenga las manos sobre el volante y esté preparado para intervenir en cualquier momento y situación.

[embedded content]

Las mejoras en la seguridad continúan con el asistente de viaje, un sistema predictivo que detecta las señales de tráfico y nos avisa con antelación sobre las normas de la carretera. De la misma forma, el nuevo Seat León cuenta con un asistente lateral que detecta los vehículos que se aproximan por detrás en los carriles adyacentes, y alerta al conductor de su presencia mediante la iluminación LED ambiental del interior, así como un asistente de salida, que detecta a los vehículos que se acercan a ambos lados cuando se abre alguna de las puertas para evitar choques, siendo especialmente importante en el caso de aquellos que ofrecen una menor visibilidad, como las motocicletas y bicicletas. El asistente de emergencia, por su parte, nos alerta mediante señales sonoras y visuales cuando el conductor suelta el volante en carretera durante más de 15 segundos, incluso frenando de forma progresiva el vehículo hasta detenerlo si esa situación se prolonga en el tiempo.

[embedded content]

Los sistemas ADAS, que suponen un paso más hacia la conducción autónoma, no solo aportan una mayor seguridad, sino que también mejoran la calidad y la comodidad del conductor, consiguiendo que la única sorpresa en el viaje llegue con el paisaje.

Asistencia completa

Un coche atento a la carretera

El nuevo Seat León nos alerta en todo momento de las situaciones que nos encontramos en la carretera, para que permanecer al volante sea una experiencia más segura y placentera, pero también nos ofrece soluciones ante cualquier problema. En caso de accidente, y en función de la gravedad del mismo, su sistema Ecall pone en contacto directo a los ocupantes con los servicios de emergencia. En el supuesto de un accidente grave, si los ocupantes no pueden responder, el nuevo SEAT León envia a los servicios de emergencia los datos importantes del vehículo como, por ejemplo, la posición del coche o el número de pasajeros.

Leave a Reply