Las noticias

Un calor de julio en pleno mayo en Almería, Cantabria y Asturias

El lunes 4 de mayo hizo en Almería un “bochorno horroroso” y la noche la pasaron “peleándose con las sábanas” y con los niños durmiendo en ropa interior, cuenta Juan Bellido, que asegura que no recuerda un día de mayo igual de tórrido en los 20 años que lleva viviendo en la ciudad. Es más, no lo ha hecho nunca desde que hay registros. Los termómetros marcaron ese día dos grados más que el récord de este mes, un registro que no llegó a superarse pero que sí se igualó en el observatorio del aeropuerto de Asturias, a 47 kilómetros de Oviedo. Juan Navarro, que viajaba ese día en coche de Bilbao a Asturias por trabajo, sitió “un calor indecente, de ese calor pegajoso y angustioso de Benidorm o de Gandía en verano”. “Abrías la ventanilla y entraba fuego”.

El episodio calor que se está registrando en España desde el día 1 y que continúa todavía este martes está siendo “de los más intensos, extensos y duraderos” para primeros de mayo de los que hay noticia en España, apunta Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este meteorólogo detalla que empezó el viernes 1 con temperaturas altas sobre todo en el Mediterráneo y especialmente en la Comunidad Valenciana, donde se alcanzaron 32ºC en Castellón.

El día 2, las mayores cotas se produjeron de nuevo en la misma zona, con de 32º a 34ºC en Valencia y Murcia, a las que se sumó el valle del Guadalquivir. “Lo más destacado fue que se registró la primera noche tropical del año ―en las que los termómetros no bajan de 20ºC― en muchos puntos, sobre todo en el litoral de la Comunidad Valenciana, sur de Cataluña y Baleares”, añade el portavoz de Aemet. De hecho, “Valencia pasó la noche tropical más temprana desde que hay registros [1938]″.

El día 3, lo peor se trasladó al suroeste peninsular, con los valores más cálidos en los valles del Guadiana y del Guadalquivir. El observatorio del aeropuerto de Córdoba marcó 36ºC, un valor muy alto “aunque no de récord del mes, que está en 41ºC a mediados de mayo de 2015”. Sí supone, no obstante, un récord de precocidad, ya que nunca antes se había llegado a 35ºC tan pronto.

“La anomalía de las temperaturas fue muy intensa y muy extensa. Entre el 80% y el 90% de la Península, toda salvo algunas zonas del Mediterráneo y del Cantábrico, tuvo unas temperaturas máximas entre 7º y 13ºC por encima de lo normal”, subraya el experto.

El día 4 se registraron “temperaturas extraordinariamente altas en Cantabria, Asturias central y en la otra punta, en Almería”. A elevar los termómetros en el Cantábrico “contribuyó el viento del sur, que llega a la zona muy recalentado”, y en Almería, el Terral. En esta ciudad andaluza hizo 36,3ºC, “récord absoluto y contundente de mayo, que pulveriza con saña la anterior marca, 34,2ºC el 26 de mayo de 1999″. Mientras tanto, en el aeropuerto de Asturias se igualó el récord del mes, 33,6ºC, y en otros puntos de la cornisa cantábrica también se midieron datos impresionantes para primeros de mayo. En Santander se alcanzaron los 35,3ºC.

Tan alto escalaron los termómetros el lunes que en zonas del país como la costa de Almería, la de Cantabria y el interior de Asturias “se llegaron a superar los umbrales de ola de calor”, es decir, que hubo en primavera temperaturas tan altas como las más potentes de julio y agosto. Del Campo aclara que esto no quiere decir que haya habido una ola de calor en España en mayo, ya que para que esto se produzca tienen que registrarse “temperaturas extremas entre el 5% de las más cálidas del año, afectar al 10% de las estaciones del país y durar al menos tres días” y no ha sido así. Aunque el episodio haya sido duradero, muy extenso y muy intenso, “las temperaturas no han sido suficientemente altas en el conjunto del país, aunque en determinadas zonas sí se ha sobrepasado la línea”, puntualiza. “El lunes fue un día de calor extremo, pero no para mayo, sino para pleno verano”, añade.

La anomalía del día 4 fue todavía mayor. “Entre el 80% y el 90% de la Península sufrió unas máximas entre 7 y 17 grados por encima de la media”, indica el experto, para detallar que en el aeropuerto de Asturias suele hacer en estas fechas unos 16ºC, por lo que la máxima estuvo 17º por encima de lo normal. En Oviedo se registraron 16º más y en Almería, 14º.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply