Deportes

Un Barça de altos vuelos coge billete para la semifinal

El Barcelona sacó a relucir su mejor versión y acabó la larga travesía del desierto que le mantuvo alejado de la fase final de la Euroliga durante siete años. Sofocó por fin la bravísima resistencia del Zenit de San Petersburgo que tanto le incomodó durante los cuatro primeros partidos y lo arrolló en el quinto y definitivo. Pau Gasol recordó por momentos al de sus mejores épocas: hizo de todo, con siete puntos, tres rebotes, tres robos y cuatro tapones, y el equipo que dirige Saras Jasikevicius se transformó y brindó una imagen vibrante, pletórica. El Barcelona regresa a la cita de los cuatro mejores del año, del 28 al 30 de mayo en Colonia, donde se enfrentará por un puesto en la final con el Armani Milán, que también en el quinto partido superó al Bayern Múnich por 92-89. En la otra semifinal se medirán el CSKA de Moscú y el Anadolu Efes.

Más información

El partido en el Palau Blaugrana produjo un doble efecto liberador para el Barcelona, gripado durante los cuatro anteriores frente a la oposición de una escuadra rusa camuflada tras su presunta inferioridad, y sin embargo efectiva, inspirada y estratégicamente superior, con independencia de los resultados. El Barça, incapaz de imponer su ley con la rotundidad que se esperaba y después del fiasco del cuarto partido que le llenó de dudas y le situó en una situación terminal, compareció en el quinto con el ritmo, el aplomo y el acierto que exhibió en muchas de las victorias que acumuló en la fase regular. Dominó de principio a fin y fue estirando su ventaja hasta los 23 puntos (57-34). No bajó el pistón hasta el final, incluso aumentó el vapuleo coincidiendo con el final: 79-63. Necesitaba una demostración de poderío, la redención a las dudas que le atenazaron en los anteriores duelos. Lo consiguió plenamente.

Si Kevin Pangos, la turbina del juego del Zenit, metía un triple; Calathes se lo devolvía. Si Hanga perdía un balón en un intento de penetración, no dudaba en la siguiente acción para culminar un contraataque. Si Davies la pifiaba y se iba al banquillo con apenas dos minutos disputados, regresaba a la cancha para marear a los pívots del Zenit. Pau Gasol se hacía fuerte atrás con intimidación y tapones y hacía valer su talla física y su calidad delante. Mientras que Higgins, a base de penetraciones, y Kuric, en los triples, añadían combustible al ataque azulgrana. Bolmaro, el base-escolta argentino de 20 años, irrumpió con un par de chispazos que hicieron honor al interés de Minnesota Timberwolves por llevárselo cuanto antes a la NBA. Su mate, entre las dos torres del Zenit, Black y Poythress, fue anonadante.

La defensa del Barcelona hizo mella en el Zenit. La incomodidad de sus jugadores interiores se tradujo en un discreto porcentaje en los tiros de dos (34%), y sus exteriores estuvieron todavía peor (5 aciertos en 22 lanzamientos de tres). Poythress fue el único que mantuvo las constantes en ataque. Will Thomas no dominó como en los anteriores partidos, aunque siguió conteniendo en defensa a un Mirotic a quien el Zenit definitivamente no le sentó bien. El Barça dominó en todos los aspectos, brilló especialmente en los triples, con 9 aciertos en 16 lanzamientos. Casi todos sus jugadores recuperaron las buenas sensaciones de hace algunas semanas cuando ganaron la Copa y culminaron el primer puesto en la fase regular de la Euroliga. En Colonia, volverán a optar al título que no ganan desde 2010.

Barcelona, 79; Zenit, 53

Barça: Calathes (12), Higgins (15), Abrines (0), Mirotic (7), Davies (11) –equipo inicial-; Hanga (7), Bolmaro (7), Pau Gasol (7), Oriola (9), Smits (0), Kuric (11) y Claver (2).

Zenit San Petersburgo: Pangos (7), Hollins (5), Rivers (0), Will Thomas (7), Black (3) –equipo inicial-; Zakharov (1), Fridzon (4), Baron (9), Khvostov (0), Zubkov (6) y Poythress (11).

Parciales: 23-14, 20-16, 14-9 y 22-14

Árbitros: Lottermoser, Latiseus y Hordov.

Palau Blaugrana. A puerta cerrada.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply