Las noticias

Tres mejor que uno

Acceso de trabajadores a la fábrica de Seat en Martorell el pasado 27 de abril.Acceso de trabajadores a la fábrica de Seat en Martorell el pasado 27 de abril.Albert Garcia / EL PAÍS

En ocasiones, si se observan las reacciones de personas, autoridades y espontáneos durante el confinamiento sanitario, lo que encuentras es mucho ombligo. Una especie de obsesión por la propia presencia, la personalización en uno mismo de todos los agravios que genera la situación y la tendencia perruna por marcar territorio. Desde antiguo es sabido que la más comprensible de las tentaciones personales es la de creerse imprescindible. Para desgracia de quienes confían en ello, conviene recordar que el mundo fue capaz de seguir adelante incluso sin Aristóteles, Mozart y Greta Garbo. Hay una ini…

Leave a Reply