Las noticias

Tres ‘drag queens’ y un objetivo: transformar a la América profunda

Tres exconcursantes del reality RuPaul, reinas del Drag y un país por descubrir. Cuando Bob the Drag Queen, Eureka O’Hara y Shangela Laquifa Wadley llegan con sus maquillajes, pelucas y vestidos de tamaño XXL a Gettysburg (Pensilvania), la demografía de este pueblo estadounidense de 7.633 habitantes da un giro importante. No son precisamente banderas arcoíris las que están esperando a las nuevas habitantes, sino los colores de la bandera confederada, símbolo de la esclavitud y la supremacía blanca. Su misión durante los seis capítulos del programa We’re Here (Aquí estamos), que ya puede verse en HBO España, es reclutar a personas de todo género, edad e ideología para subirlas sobre un escenario y montar con ellas un espectáculo de transformismo en lo que puede entenderse como la América profunda. O la América de Donald Trump.

“Todo esta locura se resume en una palabra: visibilidad. Aunque queda mucho trabajo por hacer, esta parte del mundo ha cambiado mucho. Ahora es más complicado demonizar a personas que forman parte de la comunidad LGTBI+. Aparecen todo el tiempo en nuestras pantallas de televisión, así que es más fácil llegar a pensar: Anda, si esta gente tiene sentimientos”, cuenta a través del teléfono Christopher Caldwell (Columbus, 1986), el hombre detrás de Bob the Drag Queen. Criado en esa América rural y convertido en reina en Nueva York, ahora busca aliados de la diversidad en este programa.

La imagen inicial de este peculiar viaje no es muy diferente a la de la película Las aventuras de Priscila, reina del desierto (1994): tres drag queens recorriendo los solitarios paisajes de su país, lejos del entorno urbanita que acostumbran. Pero los tiempos han cambiado en estos 26 años. El padre de un joven gay, una madre homófoba que ha alejado a su hija bisexual de su vida o un antiguo matón de instituto se prestan ahora al cambio, asesorados por este pequeño comité de expertos. Evitando la competitividad y los comentarios ácidos del concurso de RuPaul en el que se dieron a conocer, los tres embajadores del universo queer juegan a invertir el efecto Pigmalión apelando al sentimiento de comunidad. En We’re Here, el activismo no se desarrolla desde la protesta, sino tendiendo puentes en un crucial año de elecciones presidenciales.

La dinámica entre presentador e invitado tampoco cumple con los estándares en este programa de HBO, cadena que se aleja esta vez de sus prestigiosas series de ficción con un formato poco común en su catálogo original. Al igual que Caldwell, David Huggard (Eureka) y Darius Jeremy Pierce (Shangela) se despojan de sus coloristas vestidos para compartir sus experiencias personales con sus protegidos. A través de sus testimonios pretenden dinamitar la dicotomía entre lo masculino y lo femenino “¿No estamos hartos de ese discurso sobre lo que un hombre debe o no debe ser? Este programa, al igual que lo hace el universo drag, huye de ese juego difuminando las fronteras de género”, cuenta Caldwell.

El estadounidense acababa de mudarse a Nueva York para intentar labrarse una carrera como actor y cómico cuando sintonizó por casualidad uno de los primeros capítulos de RuPaul, reinas del Drag, allá por 2009. Sintió la necesidad de comprarse toneladas de maquillaje por Internet y, de esa compra compulsiva nació Bob the Drag Queen. Años después se presentó al concurso y venció en su octava temporada. Su triunfo en el mundo drag le hizo entender algo que ahora HBO aplica a We’re Here: la importancia de ser un referente. “La enorme presencia que nos dio en redes sociales pasar por el programa de RuPaul me hizo darme cuenta de esa magia que tiene la televisión, de lo relevantes que somos para gente que lo está pasando realmente mal. Ahora toca hacerles saber que estamos a su lado”.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply