Las noticias

Timos y abusos empresariales en los tiempos del coronavirus

La policía descubre en Santiago de Compostela el robo de material sanitario por valor de cinco millones de euros.La policía descubre en Santiago de Compostela el robo de material sanitario por valor de cinco millones de euros.OSCAR CORRAL / EL PAÍS

A río revuelto, ganancia de pescadores. Hay refranes que describen verdades como puños y, en medio de esta pandemia que ha dejado miles de muertos y a medio mundo paralizado en sus casas, desgraciadamente, son más ciertos que nunca. Aunque no sean las más destacadas ni la mayoría, desde que comenzó a propagarse el coronavirus por España, empezaron a surgir compañías que tratan de sacar provecho de la situación a toda costa, ya sea a través de fraudes y actividades ilícitas o simplemente utilizando la epidemia en su beneficio.

Los ejemplos son abundantes. Desde la cantidad de estafas cibernéticas que se están extendiendo por todo el país, que la Policía Nacional cifraba en 12.000 páginas web descubiertas, hasta las empresas que están vendiendo a precios desorbitados productos sanitarios como mascarillas, respiradores o geles desinfectantes dado el desabastecimiento actual. Esta misma semana ha sido detenido un empresario gallego por el presunto robo de material sanitario valorado en cinco millones de euros. También hay firmas que prometen productos “milagro” para curar el virus y otras que recurren a él para elevar sus ventas apelando al miedo de la población, haciendo campañas de marketing agresivas.

Es el caso, por ejemplo, de Securitas Direct, cuyos comerciales están llamando a las casas de los potenciales clientes anunciando una importante rebaja en el precio de sus alarmas con motivo del coronavirus. O el de Pandora Revolution, que también utiliza el marketing telefónico para ofrecer empleo en los call centers que están atendiendo las necesidades de la epidemia, una oferta que su página web vincula a la realización de un curso de preparación previo pago de 100 euros. O el de Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, denunciada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) por vender un aceite esencial argumentando que cura el coronavirus. O el de Salunatur y sus mascarillas y termómetros a precios desorbitados.

Pero también en los últimos días se aprecian prácticas poco éticas entre las aseguradoras médicas, indica la directora de la Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid, Itziar Marín. Intentan aprovechar la situación, instando a que se contraten sus servicios porque disponen de videoconsultas médicas y el usuario puede hacer un acto solidario al descongestionar la sanidad pública. En CECU alertan además de que la mayoría de los seguros médicos excluyen la cobertura por pandemia, por lo que el cliente debe abrir bien los ojos.

Aseguradoras

La organización también advierte sobre la campaña telefónica masiva que están realizando las firmas que venden seguros de decesos aprovechando las circunstancias. “Nos parece muy mal que lancen campañas de este tipo cuando estos seguros se pueden necesitar más que hace unos meses. Es velar solo por el beneficio empresarial y a los consumidores les genera inquietud”, aprecia Marín.

Entre las compañías que protagonizan estas llamadas están Helvetia, Axa o Catalana de Occidente. Igual que Adeslas o Sanitas con los seguros de salud.

Las asociaciones de consumidores tienen bien abiertos los ojos y están actuando ante los abusos de las empresas. El portavoz de Facua, Rubén Sánchez insta a que se aporten datos sobre la monitorización de los precios de los productos y servicios básicos que el presidente del Gobierno encargó a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ante el temor de que subiesen desorbitadamente. Facua ha acudido a la CNMC para denunciar a las gasolineras que, pese a que el precio del petróleo haya caído más del 45% en apenas dos semanas, el de la gasolina apenas ha bajado un 8%, por lo que hay que investigar si las empresas se están aprovechando de la situación, indica Sánchez. A su juicio, el Gobierno debería intervenir los precios en aquellos sectores donde se aprecien grandes incrementos, como ocurre en mascarillas y geles desinfectantes, que en muchos casos se multiplican por cinco, por diez e incluso por cien. Fuentes del Ministerio de Consumo señalan que está en estudio esta intervención, como ya se hizo en el caso de los servicios funerarios.

Facua también ha denunciado a líneas aéreas como Vueling y Air France por no devolver a sus usuarios el importe de los vuelos que han cancelado ellas mismas por el coronavirus, tal y como dicta el reglamento europeo.

En el ámbito turístico, se han llegado a comercializar entradas en discotecas con el eslogan “Contagíate con nosotros” o viajes sorpresa que llevaban a Milán a finales de febrero sin la posibilidad de cancelación y reembolso, indica CECU. Y hay quien sigue haciendo marketing poco ético como Exprime Viajes, con sus ofertas por coronavirus. “Es cierto que el sector lo está pasando muy mal por el confinamiento y la imposibilidad de moverse de un lugar a otro, pero no todo vale”, señala la directora de la organización en Madrid.

Los fraudes, timos y abusos están a la orden del día, advierte Enrique García, portavoz de la OCU, que recomienda a los usuarios que los denuncien ante las autoridades de consumo de su comunidad autónoma. A la de Madrid no ha llegado ninguna denuncia de prácticas desleales, según la directora general de Comercio y Consumo, Marta Nieto.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply