Las noticias

Tesla supera los 1.000 dólares por acción y está a un paso de ser la empresa de automóvil con más valor en Bolsa

Planta de Tesla en Fremont, California. Planta de Tesla en Fremont, California.Stephen Lam / Reuters

La carrera de Tesla para desbancar a Toyota como la empresa de automoción con más valor en Bolsa está cada vez más cerca de la meta. A principio de año parecía una quimera y no entraba en ninguna quiniela. De hecho, entonces la pugna estaba con Volkswagen por ser la número dos. Sin embargo, poco más de cinco meses después, las acciones del fabricante californiano de coches eléctricos ya superan los 1.000 dólares por acción, se han revalorizado un 145% en lo que va de 2020 y su capitalización bursátil alcanza los 190.000 millones de dólares (166.680 millones de euros). Así, la brecha con Toyota se ha estrechado en los últimos meses a un ritmo vertiginoso y solo les separan unos 20.000 millones de dólares.

En junio, el acelerón de Tesla ha sido notable. En solo ocho jornadas ha subido un 22,76%. En caso de que Toyota permaneciese estable (este jueves ha caído un 2,66%), las acciones de la compañía de Elon Musk necesitarían una apreciación de otro 11% para quitarle la corona de automovilística más valiosa del mundo. Toyota mantiene el cetro, aunque ya puede ver por el retrovisor a su perseguidor cada vez más cerca. Y solo consigue mantenerlo a raya gracias a la suma de las acciones propias, que le permiten alcanzar los 210.000 millones de dólares de capitalización bursátil (184.225 millones de euros).

El entusiasmo que genera la compañía californiana desde su salida a Bolsa entre los inversores ha hecho de Tesla un icono en el mundo. Se trata de un verdadero objeto de deseo muy goloso para los inversores. El mensaje de la firma lo han comprado en masa y ya se paga a 1.025,05 dólares (casi 900 euros) por acción de la compañía de Elon Musk. Un hito que lo ha conseguido pese al abismo que existe por ejemplo entre la producción de Tesla y la de Toyota: el fabricante con sede en Palo Alto, California, produjo 103.000 coches en el primer trimestre. Esto es solo un 4% de los casi 2,4 millones fabricados por Toyota, según Bloomberg.

La distancia entre ambas compañía se ha estrechado mucho en las últimas semanas. Este miércoles hubo un último acercamiento cuando Tesla se anotó una subida del 9% tras las palabras de Musk a los empleados de que era “hora de hacer todo lo posible” y poner el camión Semi en un volumen alto de producción. La compañía parece estar cerca de alcanzar las 100.000 entregas desde su fábrica de Shanghái en el primer año. Mientras Tesla continúa su rally al alza, Toyota suma tres jornadas en rojo (incluida la de este jueves, que ya ha cerrado la Bolsa de Tokio). En la última, la caída ha sido del 2,66%.

Además, la firma nipona pronostica una caída del 80% en las ganancias de la compañía para este 2020. Y no espera que el sector recupere los niveles previos a la crisis antes de junio de 2021. Por tanto, las expectativas no son nada halagüeñas para Toyota en el corto plazo, por lo que su cotización podría resentirse. De hecho, ya se han depreciado un 10% en lo que va de año y están un 17% por debajo del máximo alcanzado en 2015.

‘Sorpasso’ a Volkswagen

Parece que fue hace un siglo, pero Tesla arrancó 2020 como la tercera automovilística más valiosa del mundo. En enero adelantó a Volskwagen y ahora ya vale más del doble que la alemana. Ambas sufrieron en Bolsa el golpe mundial de la crisis del coronavirus, al igual que Toyota. Sin embargo, la compañía californiana se ha rehecho con mucha más fuerza que sus rivales. En el momento más duro de la crisis (entre finales de febrero y finales de marzo) las acciones de Tesla llegaron a valer más de 500 dólares menos: de los 917,42 dólares del 19 de febrero a los 361,22 del 18 de marzo.

El momento más duro de la covid parece que ya ha pasado para el valor en los parqués de las principales automovilísticas del mundo. Algunos analistas creen que las acciones de Tesla tienen incluso más margen de movimiento. Entre ellos, la empresa privada de servicios financieros y de inversión Wedbush asegura que el impulso de las acciones de Tesla es el enorme mercado chino que muestra claros indicios de un aumento de la demanda.

Además, en la batalla por ser la más valorada, Tesla ya lo habría conseguido si no fuese porque la capitalización bursátil de Toyota incluye el 14,3% de las acciones que tiene la firma como acciones propias. Estas suman unos 30.000 millones de dólares, por lo que esto es lo que permite que la brecha entre ambas sea todavía favorable a la firma japonesa. Tesla no posee acciones propias, según datos de Bloomberg.

Leave a Reply