Las noticias

La caza pierde balas

Valdenebro amanece tranquilo. El sol otoñal caldea un parque con unas porterías con telarañas en sus escuadras. Apenas hay niños en este pueblo soriano de 100 habitantes. Son las nueve de la mañana de un sábado cuando empiezan a aparecer coches. De ellos descienden personas con ropas de camuflaje, botas y armas enfundadas. Las pegatinas […]