Las noticias

‘Stairway to Heaven’, de Led Zeppelin: de qué trata realmente la letra y por qué su autor reniega de ella

Led Zeppelin: de izquierda a derecha, Jimmy Page (guitarra), Robert Plant (voz), John Bonham (batería) y John Paul Jones (bajo).Led Zeppelin: de izquierda a derecha, Jimmy Page (guitarra), Robert Plant (voz), John Bonham (batería) y John Paul Jones (bajo).

Todavía hay gente que no ha escuchado Stairway to Heaven, considerada la canción más radiada de todos los tiempos y la partitura musical de rock más vendida. Existen en YouTube una serie de vídeos donde gente (mayormente joven) se filma escuchando en la actualidad por primera vez el clásico de Led Zeppelin. ¡La primera vez! Son hipnóticos estos vídeos. Por ejemplo, el de una chica, de largo pelo rubio que se hace llamar Insane Blondie. Mientras suena la pieza no para de mover la cabeza, abre sus ojos claros en las partes intensas e inunda los ocho minutos de canción con: “Maravillo”, “amo esa voz”, “me encanta”, “qué energía”, “oh, dios, qué solo de guitarra”… Moraleja: la canción continúa conmoviendo medio siglo después. Porque hablamos de una obra que se grabó en 1970 y que regularmente regresa a la actualidad, ya sea por acusaciones de plagio, porque surge otra teoría sobre su significado, porque uno de los protagonistas habla sobre ella o porque, sencillamente, es un placer escucharla.

A finales del año pasado, Robert Plant (West Bromwich, Inglaterra, 71 años), cantante de Led Zeppelin y autor de la letra, echó un jarro de agua helada a los que procuran que sus fetiches rockeros se mantengan puros. El autor renegó de su obra más celebrada, la letra de Stairway to Heaven. Fue en una entrevista con el locutor Uncle Joe Benson, en el programa Ultimate Classic Rock Nights. Primero utilizó la ironía: “Es una canción muy buena. La construcción es excelente. Es uno de esos momentos musicales que podría mantenerse por sí solo sin necesidad de que nadie lo cante. De hecho, ahora mismo podría volver a triunfar sin nadie que la cantase. Estoy seguro”. ¿Perdón? ¿Estaba hablando de un Stairway to Heaven instrumental? Era el preámbulo para el mazazo. “En cuanto a la letra, ahora mismo no me siento identificado con ella. No tendría la intención de escribir algo parecido a aquella letra abstracta ahora mismo. Incluso vocalmente no estoy convencido”, remachó.

Recordemos que Plant ha sido durante las últimas décadas el más refractario al hablar de Led Zeppelin. Si el grupo se ha mantenido durante tanto tiempo ausente (con fugaces apariciones) ha sido por el empeño del vocalista, que ha soportado presión desde todos los frentes: los fans, los mánagers, las discográficas y sus excompañeros vivos (el batería, John Bonham, murió en 1980 a los 32 años): Jimmy Page (Heston, Inglaterra, 76 años) y John Paul Jones (Sidcup, Inglaterra, 74), que estarían encantados de volver. ¿Se imaginan una gira de reunión de Led Zeppelin? Calculen la cantidad de dinero que generaría. Pero Plant prefiere concentrarse en una atractiva carrera en solitario que le reporta más placer y buenas críticas.

Teorías satánicas, simplistas y otras explicaciones

Vayamos al meollo: de qué está hablando Plant, de qué trata esa letra que dice que “hay una dama que está segura de que todo lo que reluce es oro; y está comprando una escalera al cielo; y cuando llegue allí sabe que si todas las tiendas están cerradas con una palabra puede conseguir lo que ha ido a buscar”. Plant nunca fue preciso sobre el verdadero significado. Habló de abstracción, de que el oyente sacase su propia conclusión. Vaguedades. Sí dijo que la escribió rápido, que fue un golpe de inspiración. “Por alguna razón estaba cabreado, cogí un lápiz y me puse a escribir. Las palabras empezaron a salir”, aseguró. ¿Estaba de mal humor? ¿Cómo influye esa irritación en el mensaje? La letra aparentemente habla de una mujer cínica que consigue todo lo que le apetece. ¿Se refiere Plant a que escribió sobre alguien en concreto al que guarda rencor, de ahí la mala uva? Una lectura demasiado simplista.

Mucho más divertida es la teoría satánica, muy extendida (ojo) entre fans y especialistas. Ya saben: Jimmy Page era seguidor del ocultista Aleister Crowley, incluso compró su mansión. En la biografía sobre el grupo, Cuando los gigantes caminaban sobre la Tierra, de Mick Wall (traducida al español en 2019 por Alianza Editorial), habla Kenneth Anger, discípulo de Crowley y amigo de Page. “Stairway… es la canción más luciferina [sic] del grupo. Para cualquiera que sepa de ocultismo, ‘las sombras más altas que nuestras almas’ y ‘mi espíritu que llora por marcharse’, sugieren un deseo de vuelta al mundo perdido”.

En una entrevista con la revista inglesa Q, Plant dijo: “Todo eso de que es satánica es una basura”. Incluso puso en práctica aquella teoría que dice que si reproduces la canción al revés (cómo se hace eso, por cierto) tiene un mensaje satánico. “Aquí está mi dulce Satán”, aseguran que se oye. ¿Tonterías? Sí, claro, pero en 2004, en el V Congreso Mundial de Escépticos, el psicólogo inglés Christopher French puso las grabaciones y los 400 asistentes salieron convencidos de esos oscuros mensajes. En esa entrevista en Q, Plant aseguró que hizo la prueba y se puso la canción al revés. “Y no hay nada, es todo una chorrada”, aseguró.

Vale: seguimos sin saber de qué habla Stairway to Heaven. Aquí viene otra hipótesis. La expone Chris Salewicz en Jimmy Page. La biografía definitiva (traducida al español en 2019 por Cúpula): “Trata sobre el materialismo, sobre aquellos que creen que las posesiones pueden llevarnos a la salvación. Todo personificado en una mujer que cree que todo lo que brilla es oro y que le servirá para comprar una escalera al cielo”. Curiosa teoría esta, conociendo que los autores, Led Zeppelin, llevaban una vida de lujos y excesos desorbitados.

[embedded content]

Más madera al fuego. En 2012, Led Zeppelin recibe el Kennedy Center Honors, el máximo galardón a un artista otorgado por Estados Unidos. A la gran ceremonia, celebrada en Washington, acude el presidente del país en ese momento, Barack Obama, que ofrece un discurso elogioso hacia grupo. Están los tres miembros vivos, Page, Plant y Paul Jones. Antes de empezar, un periodista le pregunta a Page sobre Stairway to Heaven. En su disertación, el guitarrista desvela que a él se le ocurrió la idea principal que luego ejecutó Plant: “Me dijo [Plant] que se sentía bloqueado, así que tuve una idea: imagina que estas caminando dentro de un túnel oscuro y que a lo lejos hay una luz por donde ves la salida. La oscuridad significa el sentimiento vacío y la luz representa la vida. Apenas le propuse la idea, él escribió la canción. La gente cree que es una letra oscura, pero no. Robert lo metaforizó y lo hizo complicado, pero en realidad tiene un significado simple: la búsqueda de la esperanza. Sentirte perdido y encontrar la vida. Eso significa la escalera al cielo”. Una pena que Plant no haya confirmado esta versión.

Inicios discretos

Stairway to Heaven se registró en diciembre de 1970 y se interpretó por primera vez en Belfast, Irlanda del Norte, el 5 de marzo de 1971, ocho meses antes de la edición del disco donde se incluyó (Led Zeppelin IV, noviembre de 1971). El público no conocía la canción y aquellos casi diez minutos de liturgia rock recibieron una reacción “tibia”, como ha reconocido posteriormente Page.

No se publicó como single, pero fue la única letra que se imprimió en una carpeta del disco donde no aparecía ni el nombre del grupo ni el título. “Lo merecía”, dijo Page sobre la publicación del texto de Plant. Sin duda esos épicos ocho minutos y tres segundos tiraron de la venta de un disco que figura como el décimo más vendido de todos los tiempos, con 37 millones de unidades despachadas. Están también las acusaciones de plagio por parte de los herederos de Randy California, autor de Taurus, de su grupo Spirit, canción de 1968. Una denuncia que llevó a los miembros de la banda a sentarse ante un juez en 2016, que decretó que no había copia. Hace solo dos semanas, un tribunal de California refrendó la no existencia de plagio. Unas polémicas estas que engrandecen más su leyenda.

Se dice que Stairway to Heaven ha generado 500 millones de euros en derechos de autor. Una historia y una repercusión demasiado grande para asimilar que la letra cuenta la historia de una mujer caprichosa…

Leave a Reply