Las noticias

‘Sito Miñanco’ alega diabetes, colesterol y obesidad para pedir su excarcelación por el coronavirus

El narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, se ha sumado a la lista de presos célebres que ha pedido su excarcelación ante el supuesto riesgo de contraer el virus del coronavirus en prisión. En un escrito remitido a la juez de la Audiencia Nacional María Tardón, que lo mantiene imputado por su presunta implicación en el intento de introducir en España los miles de kilos de cocaína intervenidas en la Operación Mito, Miñanco esgrime varias patologías que sufre, algunas de las cuales cataloga “de considerable gravedad”. En concreto, esgrime informes médicos sobre diabetes, hipertensión arterial y niveles altos de colesterol en sangre. Además, recalca que es “obeso” y que una hernia discal que le impide hacer ejercicio físico, “lo que resulta perjudicial para el resto de patologías”. En los últimos días, la Audiencia Nacional ha rechazado peticiones similares del extesorero del PP Luis Bárcenas, de su compañero de partido Alberto López Viejo -ambos condenados por el caso Gürtel– y del comisario jubilado José Manuel Villarejo.

El narco gallego, de 66 años, fue detenido en febrero de 2018 como presunto cabecilla de una red que había intentado introducir sin éxito en Europa 4.416 kilos de cocaína en dos envíos a finales de 2017. Uno de ellos, de 3.800 kilos, fue localizado por la Policía Nacional a bordo del remolcador Thoran, interceptado en noviembre de aquel año a 400 millas de la costa española. Cuando fue arrestado, Sito Miñanco llevaba tres años en tercer grado penitenciario o semilibertad tras haber sido condenado a 20 y 16 años de cárcel en 1994 y 2006 por hechos similares. Tras su arresto, ingresó en prisión provisional, que fue prorrogada otros dos años el pasado enero por riesgo de fuga. En la actualidad, se encuentra recluido en la prisión de Zuera (Zaragoza), según confirman fuentes penitenciarias. En esta cárcel, solo se ha confirmado el positivo por coronavirus de un funcionario, según datos del Ministerio del Interior.

En el escrito, el narco destaca que sufrir diabetes e hipertensión y ser mayor de 60 años fueron incluidos por el Ministerio de Sanidad como factores de riesgo en uno de los primeros informes que elaboró cuando estalló la crisis. “Tanto por la edad como por patologías previas que presenta mi representado, es claro que el señor Prado Bugallo se encuentra entre la población de riesgo de desarrollar una enfermedad grave por el virus de la Covid-19 […] que podría cursar con complicaciones e, incluso, podrían acabar en un desenlace fatal”, señala su abogado en el escrito presentado el pasado martes en la Audiencia Nacional y al que ha tenido acceso EL PAÍS.

En este sentido, el escrito asegura que las medidas higiénicos-sanitarias recomendadas por Sanidad para reducir al mínimo la posibilidad de contagio no se están llevando a cabo en las cárceles y recuerda el reciente fallecimiento de una reclusa de 78 años. “La Administración no está cumpliendo con esa obligación de proteger y garantizar el derecho a la vida y a la salud de las personas internas en los centros penitenciarios”, señala. Por todo ello, reclama la libertad provisional de Sito Miñanco “en tanto se supera la graves crisis [sanitaria] y se mejora la situación en las prisiones españoles”.

El escrito también hace referencia al riesgo de fuga que esgrimió la juez del caso Mito para prorrogar en enero la prisión provisional del narco. Sito Miñanco asegura que el actual estado de alarma, con la población confinada en su domicilio, “hace imposible la existencia de riesgo de fuga alguno”, para asegurar a continuación que mientras esté excarcelado “estará plenamente localizable en su domicilio”. También recuerda que las fronteras están cerradas y que “la mayoría de los países del mundo han prohibido las entradas y salidas de personas residentes en España […] Es imposible que el señor Prado pueda abandonar el territorio nacional con el panorama ocasionado por la crisis sanitaria”, recalca.

Hasta ahora, la Audiencia Nacional ha denegado todas las peticiones de libertad provisional que han presentado presos célebres por el coronavirus. En el caso del exconsejero madrileño López-Viejo, los magistrados la rechazaron la semana pasada al considerar que Instituciones Penitenciarias ha adoptado “diversas medidas de reducción del riesgo para la salud de los internos [en los centros penitenciarios]” y que el cierre de fronteras decretado por el Gobierno “tiene una limitación temporal”. Sin embargo, ya ha habido una juez que sí ha valorado las consecuencias del coronavirus como factor clave para decretar la puesta en libertad. Se trata de la magistrada Pilar Ordóñez, titular del Juzgado de Instrucción 10 de Sevilla, quien el pasado 17 de marzo dictó un auto en el que decretaba la salida de prisión de José Marín Ponce y su hijo Sandro Marín, los dos principales implicados en el caso Magrudis, la empresa que causó en 2019 el mayor brote de listeriosis de España. Según argumentó en su escrito, el riesgo de fuga había “disminuido” debido a la declaración del estado de alarma, que “limita la libertad de circulación”.

Información sobre el coronavirus

Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply