Deportes Las noticias

Simone Biles decide retirarse de las finales de salto y barras asimétricas

Como el prisionero del romance, que no sabe cuándo es de día ni cuándo las noches son porque un ballestero mató a la avecilla que le cantaba el albor, le apagó la luz del día, así Simone Biles, que en su Instagram confiesa que cuando vuela y da giros en el aire, perdida en el espacio, no sabe dónde están la cabeza y el suelo. “Literalmente no puedo distinguir arriba de abajo”, escribe Biles, la reina de los Juegos de Río (cuatro medallas de oro y una de bronce), que llegó a Tokio con la aspiración de repetir y mejorar y dar valor de metal a la consideración de mejor gimnasta de la historia, título ya ganado por su contribución, casi revolucionaria, al progreso de la disciplina. “No tengo ni una pizca de control sobre mi cuerpo. Esta desconexión entre cabeza y cuerpo es la peor sensación que he tenido en mi vida”.

Seguir leyendo

Leave a Reply