Las noticias

¿Se ha equivocado? Agitar el iPhone y otros trucos para deshacer casi todo en el móvil y en el ordenador

Comando deshacer ('undo' en inglés)
Comando deshacer (‘undo’ en inglés)Artur Kamalov

Las prisas o los descuidos pueden jugar malas pasadas mientras se maneja el ordenador o el móvil. Un correo electrónico que no debía haberse enviado o bien un documento de gran importancia que se ha enviado sin miramientos a la papelera. Son muchas las situaciones en las que uno puede encontrarse al borde del abismo pensando que un simple toque ha arruinado horas de trabajo. Pero en el mundo de la informática y los móviles, casi todo tiene una solución y esta llega bajo el mágico comando deshacer.

La ya célebre secuencia con el teclado control+Z (o comando+Z en los Mac) es una vieja conocida en el mundo de los ordenadores y da paso a una función sin la cual, el mundo de los ordenadores no sería el mismo. Su origen se remonta a 1974, año en el que los desarrolladores del editor de texto Xerox PARC Bravo consideraron que sería una buena idea incorporar la posibilidad de deshacer los últimos movimientos en el programa.

Un paso atrás para enmendar errores

El comando deshacer, como su propia denominación indica, revierte una o varias ejecuciones indicadas por el usuario. Sin embargo, la sencillez de su operativa esconde un complejo proceso que logra dar un paso atrás en la ejecución. “Este comando está basado en un patrón de programación denominado memento”, explica Fernando Suárez, presidente del Consejo General de Colegios en Ingeniería Informática. Este comando logra que “con cada cambio de un objeto, se realice una copia de este antes de su modificación”.

Esta instantánea automatizada logra que el sistema deje un rastro sobre el cual volver en caso de necesidad. Si bien esta función permite, por defecto, revertir la última acción, en algunas aplicaciones pueden ser varios los retrocesos. “En la actualidad, esta funcionalidad ha evolucionado gracias a la mayor capacidad de los equipos”, explica Suárez. “Office, por ejemplo, guarda las últimas 100 acciones”.

Cosas que se pueden deshacer

Anular envío de correos electrónicos con Gmail

El popular servicio de correo de Google incluyó la posibilidad de deshacer el envío de correos electrónicos en 2015. En realidad, no se trata de recuperar un email enviado, sino de asignar un tiempo predeterminado antes de efectuar el envío, de forma que el remitente pueda anularlo. Esta posibilidad en Gmail permite enmendar en caliente posibles errores en el envío: faltas ortográficas, destinatarios equivocados, etc. Pero el remitente no tendrá mucho tiempo para deshacer el envío, ya que Gmail permite cuatro opciones para deshacer el envío: 5, 10, 20 y 30 segundos. Estos tiempos deben ser configurados por el usuario en Ajustes/General/Deshacer desde la configuración en el menú de la web.

Word y editores de texto: recuperando textos borrados

El envío de un email con contenido inapropiado o equivocado puede generar problemas, pero las consecuencias son peores cuando lo que se ha echado por tierra es todo un documento ofimático. Horas y horas de trabajo pueden verse tiradas por la borda si un documento se borra accidentalmente o se corrompe. Por fortuna, los desarrolladores han contemplado esta posibilidad y han automatizado procesos de autoguardado de los documentos. En el caso de Word, salvo que el usuario cambie la configuración, el documento se salva automáticamente cada cierto tiempo; con Google Doc, al trabajar directamente en la nube, el proceso es todavía más sencillo.

Con todo, puede darse la circunstancia de que la aplicación se cierre de forma inesperada y, aparentemente, se pierda el documento. ¿Qué hacer en este caso? Microsoft ha establecido toda una batería de medidas con las que hacer frente a un archivo perdido. El primer paso que sugieren los de Redmond pasa por intentar localizar el documento en la carpeta en la que Word hace sus copias de seguridad; habrá que tratar de identificarlo entre los que contengan la extensión .wbk (lo mejor es hacerlo considerando la fecha y la hora). Si esto no funcionara, la papelera de reciclaje de Windows debe ser un lugar de visita obligada en caso de desastre (un archivo raramente es eliminado por completo de un plumazo en un sistema operativo moderno). Si el archivo se localiza, pero está dañado, Microsoft ofrece una guía completa para su restauración. En el caso de Google el proceso es más sencillo, ya que la copia de seguridad es permanente, y el gigante se limita a recordar únicamente cómo recuperar un documento que hayamos borrado accidentalmente.

Agitar el iPhone para deshacer el texto escrito

No todos los dueños de un iPhone saben que existe una manera mucho más rápida de borrar un texto escrito que eliminar carácter a carácter con el cursor: agitarlo. Sí, Apple tiene a gala hacer que el uso de sus dispositivos sea lo más intuitivo posible y en el iPhone, si se desea eliminar un texto escrito, basta con agitar el dispositivo. Hecho esto, aparecerá en pantalla una ventana confirmando que se desea deshacer lo redactado y que habrá que validar. De la misma manera, se puede revertir el borrado de un texto siguiendo el mismo proceso: agitar el dispositivo.

Eliminar un mensaje enviado por error en WhatsApp

La aplicación de mensajería WhatsApp suele ser un terreno muy habitual para la comisión de errores comprometedores. Un mensaje excesivamente cariñoso enviado al jefe por equivocación o simplemente, enviar un contenido a un destinatario equivocado. La firma perteneciente a Facebook permite deshacer estos envíos equivocados durante un plazo (un poco superior a una hora), en el que se podrá borrar dicho mensaje tanto en la carpeta del remitente como la del destinatario. Para ello, basta con pulsar sostenidamente dicho mensaje hasta que aparezca la opción de eliminar, y ahí seleccionar “para todos”. Un dato a tener en cuenta es que el destinatario ha podido leer parte del mensaje en la pantalla bloqueada de su dispositivo si así lo tiene configurado. En cualquier caso, aparecerá el texto “mensaje eliminado”, con lo que puede ser prudente enviar algún tipo de aclaración para evitar posibles suspicacias.

Gestores de portapapeles, cuando lo que se quiere es repetir textos

Tan importante resulta deshacer para enmendar errores como ahorrar tiempo rehaciendo procesos. Al cabo de la semana, ¿cuántas veces repetimos nuestro número de teléfono, dirección o email en textos y documentos que enviamos? Se trata de palabras, direcciones o secuencias de caracteres que se repiten una y otra vez, y poder tenerlas almacenadas en algún lugar para poder recurrir a ellas a voluntad puede suponer un ahorro considerable de tiempo (y errores).

Los gestores de portapapeles son aplicaciones que permanecen residentes en memoria y se activan mediante una secuencia de comandos. Su principal función consiste en ampliar el número de elementos copiados en el portapapeles, pero permiten almacenar elementos que se repitan con frecuencia para luego ser introducidos mediante un par de clics del ratón. El número de DNI, la dirección postal del domicilio, el número de cuenta… Estos elementos recurrentes ahorran un considerable tiempo al cabo del año.

Aplicaciones como Confort Clipboard para Windows o Paste para macOS, permiten asimismo el uso de plantillas que pueden ser utilizadas para el envío de correos electrónicos repetitivos o respuestas a email que se emplean con frecuencia. Mantener un control de la función deshacer y emplear aplicaciones que exploten las funciones más repetitivas, pueden suponer una mejora considerable en la productividad personal del usuario.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter.

Leave a Reply