Las noticias

Sanidad trata con las comunidades los criterios para una desescalada segura

“Esta vez sí estamos doblegando la curva”, ha dicho hoy el Ministro de Sanidad, Salvador Illa. Se refería a que por primera vez, al menos en los números oficiales, España tiene más casos nuevos de personas curadas de coronavirus que de contagios. Los datos invitan a pensar en la tan esperada desescalada, que según el calendario vigente empezaría a partir del 10 de mayo, tras el último periodo de estado de alarma previsto. La cuestión es cómo se abandonará gradualmente el confinamiento y qué territorios lo harán antes. Los criterios para decidir cuándo es seguro relajar las medidas están bastante claros para los expertos: se hará cuando el virus circule poco y cuando los servicios sanitarios hayan recuperado un nivel aceptable que les permita atender con garantías un probable nuevo brote.

El límite, es decir, si la incidencia debe estar por debajo de uno o dos casos nuevos por cada 100.000 habitantes o qué porcentaje de camas libres debe tener la UCI aún está por decidir, según el Ministerio de Sanidad, que esta tarde se reúne con las comunidades autónomas precisamente para definir cómo será esa desescalada “asimétrica”. Fuentes de Sanidad aseguran que no necesariamente la salida del confinamiento se decidirá en función de límites administrativos como las comunidades autónomas, quizá ni siquiera de provincias. Se habla de territorios.

Entre los criterios o marcadores que manejan los expertos que asesoran al Gobierno y los epidemiólogos y preventivistas que estudian la desescalada asimétrica destacan las condiciones del sistema sanitario. Tiene que haber, por ejemplo, suficientes camas de UCI libres para dedicarlas a enfermos de Covid si hiciera falta. La Cadena Ser ha publicado hoy que el Gobierno maneja un 50% de puestos liberados en estas unidades que atienden a los pacientes de más gravedad. Otro indicador es la tasa de hospitalización, es decir, el porcentaje de camas ocupadas sobre el total disponible. Según esta cadena, el porcentaje que se maneja es un 30%.

Estas cifras coinciden con las publicadas en un artículo reciente en eldiario.es por los epidemiólogos Daniel López-Acuña, José Martínez Olmos y Alberto Infante. En el caso de la tasa de contagio, estos expertos proponen un umbral de uno o dos casos nuevos por cada 100.000 habitantes. Para la tasa de contagio, que se expresa con el número reproductivo básico (promedio de casos secundarios de una enfermedad causados por un caso primario), hay consenso en que tiene que estar por debajo de 1, pero habrá que decidir durante cuánto tiempo. Ahora la media de España tiene una tasa de contagio de 1, pero con grandes diferencias por comunidades. Cantabria tiene un 1,23; Madrid, un 1,13. En el otro extremo, Murcia tiene un 0,61 y Extremadura un 0,68.

El 14 de abril la OMS dio a conocer seis criterios para guiar a los países al levantar sus medidas de confinamiento, pero no se trata de umbrales numéricos, sino de condiciones como tener la transmisión del virus controlada de forma que solo haya casos esporádicos o que los casos que surjan puedan ser manejados correctamente por el sistema sanitario. La OMS destaca también que hospitales y centros de salud deben tener capacidad para detectar, hacer pruebas y aislar cada nuevo caso, además de rastrear a los contactos de esa persona para así romper la cadena de transmisión del virus. Si no se dan esas condiciones, el organismo internacional recomienda ser muy prudentes antes de dejar salir a la población de nuevo.

Illa ha mencionado cuatro “categorías”: capacidades asistenciales preparadas, criterios de vigilancia epidemiológica, mecanismos de identificación precoz y tratamiento de nuevos casos y medidas de protección colectiva. Las comunidades ya están haciendo sus propuestas al Gobierno, en función de sus características. Algunas proponen ya las actividades que podrán realizarse e incluso las horas. Illa, sin embargo, ha dejado claro que “la desescalada la dirige el Gobierno”.

Galicia

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que en la conferencia de presidentes de este domingo reclamará al Gobierno un “horizonte de vuelta a la normalidad”. Feijóo propondrá para Galicia el inicio de una desescalada por edades y diferente en el medio rural. Pedirá la apertura inmediata de talleres mecánicos y concesionarios, así como del pequeño comercio mediante cita previa y la apertura también de los mercados al aire libre de productos autóctonos. Junto a ello, demanda la vuelta de la actividad para la rehabilitación de edificios, o el sector de construcción o demanda, las obras de edificios singulares en edificios y la práctica del deporte individual, incluida la pesca fluvial, al aire libre.

Canarias

El plan de desconfinamiento de Canarias contempla cuatro fases. En la primera de ellas, los niños y adolescentes hasta 14 años podrían salir de 15.00 a 19.00 horas manteniendo las precauciones habituales y las personas mayores lo harían en horario de mañana, de 11.00 a 13.00 horas. A partir de ahí, para el resto de personas la iniciativa propone salidas a la calle en días pares o impares, según el número de calle en el que se viva, menos en las islas de La Graciosa, La Gomera y El Hierro, donde se podrá salir todos los días. En cuanto al ejercicio físico, se permitiría realizar paseos de 05.00 a 09.00 horas y de 20.00 a 23.00 horas a menos de 2 kilómetros de casa, menos para correr y montar en bicicleta que serán cuatro kilómetros y llevando mascarillas en los espacios cerrados.

Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Hernández Mañueco, ha insistido en la “necesidad de diseñar bien y desde la prudencia” la desescalada siempre según los criterios de expertos. Mañueco ha pedido que no haya “17 criterios diferentes” y que se planifiquen condiciones iguales para todos los territorios a medida que las restricciones se vayan cumpliendo y puedan suavizarse. El líder del Ejecutivo castellanoleonés reclama generalizar los test, identificar a las personas con inmunidad, precisar los protocolos para prevenir contagios y que se garantice la seguridad personal y jurídica.

La Rioja

El Gobierno de La Rioja, presidido por la socialista Concha Andreu, ha tratado el plan de desescalada en diferentes grupos de trabajo compuestos por profesionales de diferentes disciplinas y áreas temáticas. El objetivo es configurar un sistema regional acorde a la idiosincrasia y circunstancias riojanas, según fuentes del Ejecutivo de la Comunidad. “Todas estas medidas irán de la mano de las órdenes y decretos establecidos por el Gobierno de España, que fijará cuáles son las fases de desconfinamiento más adecuadas en cada momento”, afirman.

La Administración riojana, a medida que se avance en esta fase, informará sobre cuáles son las medidas que se pondrán en marcha en cada periodo, a quién afecta y de qué modo. El objetivo es preservar la salud de la ciudadanía e ir mejorando el contexto económico. Las medidas se llevan trabajando varias semanas y se implementarán en las próximas sin que el Gobierno haya informado de qué aspectos van a tratarse.

Andalucía

La Junta de Andalucía constituyó el 15 de abril el Comité Técnico Andaluz para el desconfinamiento progresivo, dependiente de la Consejería de Salud y formada por técnicos de ese departamento. Aunque el Gobierno andaluz ha reclamado en varias ocasiones que se comience la desescalada por Andalucía por el bajo impacto que ha tenido la pandemia, tanto el presidente Juan Manuel Moreno, como el vicepresidente, Juan Marín, se han limitado a establecer que ese desconfinamiento debería ser “territorial y por sectores”, destacando que hay comarcas y pueblos de Andalucía donde apenas ha habido contagio. Fuentes de la Junta aseguran que el Ejecutivo ha elaborado ya un mapa muy detallado sobre la incidencia de la covid-19 y que se espera a que el Gobierno central concrete para ponerse a profundizar en él.

Aunque Moreno se ha referido a Huelva o Almería como los territorios donde podría comenzar la vuelta a la normalidad, el vicepresidente ha reconocido esta semana que aún no se han puesto en contacto con ninguna Administración provincial o local para tratar la desescalada. “No tiene sentido si no tenemos las indicaciones del Gobierno”, subrayó el dirigente de Ciudadanos. Esta mañana, Moreno ha vuelto a insistir en sede parlamentaria en que “es al Gobierno central a quien le corresponde establecer las líneas rojas de las bases del desescalonamiento”.

País Vasco

En el País Vasco el lehendakari y los diputados generales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa se reunieron este jueves para empezar a preparar un documento en el que se establezcan las condiciones para convocar o desconvocar las fiestas populares del verano, la mayoría son en julio y agosto, y fijar unos criterios para el desconfinamiento. Un informe que presentarán el 10 de mayo y que partirá de los criterios básicos.

El Gobierno vasco quiere permitir hacer deporte al aire libre de manera individual y con limitación de tiempo. Propone, además, la apertura escalonada de pequeños negocios a partir de la semana que viene y un aumento de la actividad industrial. El Gobierno vasco entiende que “es posible compaginar trabajo y salud”.

Con información de Eva Sáiz, Juan Navarro, Pedro Murillo, Cristina Huete y Pedro Gorospe

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply