Las noticias

Sanidad afirma que no hay ningún dato que vincule el ibuprofeno a los casos graves de COVID-19

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha informado este domingo de que “no existe ningún dato actualmente que permita afirmar un agravamiento de la infección por COVID-19 con el ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos, por lo que no hay razones para que los pacientes que estén en tratamiento crónico con estos medicamentos los interrumpan”.

El comunicado llega dos días después de que el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, hiciera una inquietante advertencia sobre el nuevo coronavirus en su cuenta de Twitter: “Tomar medicamentos antiinflamatorios (ibuprofeno, cortisona…) podría ser un factor en el empeoramiento de la infección. Si tiene fiebre, tome paracetamol. Si ya está tomando antiinflamatorios o tiene dudas, consulte a su médico”. El protocolo de manejo de los pacientes elaborado por el Ministerio de Sanidad español, sin embargo, recomienda los “analgésicos habituales (paracetamol o ibuprofeno)” en las infecciones leves de vías respiratorias bajas por el nuevo coronavirus, bautizado técnicamente SARS-CoV-2.

La confusa alerta lanzada por el ministro francés va en línea con una controvertida investigación publicada el 11 de marzo por el equipo de Michael Roth, de la Universidad de Basilea (Suiza). El nuevo coronavirus emplea una proteína en forma de aguja para encajar como una llave en otra proteína humana, la ACE2, que abre la puerta a las células del pulmón, los vasos sanguíneos y otros órganos. Una vez dentro, el virus utiliza la propia maquinaria celular para crear de una tacada entre 10.000 y 100.000 copias de sí mismo. Los autores del estudio, publicado en la revista especializada The Lancet Respiratory Medicine, hipotetizan que el ibuprofeno activa esa puerta ACE2, lo que “facilitaría la infección” con el nuevo coronavirus.

Un comité europeo dictaminará en mayo si el ibuprofeno exacerba realmente las infecciones

Los mismos investigadores plantean que algunos tratamientos contra la diabetes y la hipertensión, con fármacos que estimulan la ACE2, podrían incrementar el riesgo de desarrollar una forma grave de la COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. Los propios autores reconocen que es solo una hipótesis que debe ser confirmada con otros estudios. El mayor trabajo publicado hasta la fecha sobre los factores de riesgo de morir por el nuevo coronavirus analizó a 191 pacientes graves ingresados en dos hospitales de Wuhan al inicio de la epidemia. La mitad de ellos presentaba otras enfermedades previas, como la hipertensión (30%), la diabetes (19%) y la enfermedad coronaria (8%), pero son proporciones que no chirriarían en una población sana de edad avanzada.

El Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia de la UE está estudiando la presunta exacerbación de infecciones con ibuprofeno o ketoprofeno, a petición de Francia, según informa la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad. “Este análisis finalizará previsiblemente en mayo de 2020 pero, con la información disponible, es complejo determinar si esta asociación existe, ya que el ibuprofeno se utiliza para el tratamiento de los síntomas iniciales de las infecciones y, por lo tanto, la relación causa-efecto no es fácil de establecer”, añade la agencia.

La AEMPS recuerda que las fichas técnicas de los medicamentos que contienen ibuprofeno ya indican que este fármaco “puede enmascarar los síntomas de las infecciones, lo que podría retrasar su diagnóstico y ser la causa de que se diagnostiquen en estadios más floridos, aunque esto se refiere a las infecciones en general, no específicamente a la infección por COVID-19”.

Las guías, subraya la AEMPS en su comunicado, recomiendan el uso de paracetamol para el tratamiento sintomático de la fiebre como primera alternativa. “Sin embargo, tampoco hay ninguna evidencia que contraindique el uso de ibuprofeno en el tratamiento de síntomas menores. En ambos casos, los medicamentos deben ser utilizados en base a la ficha técnica y a la menor dosis capaz de controlar los síntomas”, informa la agencia.

Leave a Reply