Las noticias

Sánchez rechaza la conducta “incívica” de Juan Carlos I y destaca la “ejemplaridad” de Felipe VI

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rechazado este viernes la conducta “incívica” de Juan Carlos I ―en referencia a la segunda regularización fiscal del rey emérito, adelantada el jueves por EL PAÍS― y ha destacado la “ejemplaridad” de Felipe VI. “Tengo que recordar que aquí no se está cuestionando a las instituciones, sino el comportamiento de una persona. Si alguien ha cometido irregularidades, lo que tiene que hacer es repararlas. Sobre las conductas incívicas, siento el mismo rechazo que la mayoría de la ciudadanía española”, ha manifestado Sánchez en una conferencia de prensa. El presidente ha añadido que el actual Rey “ha marcado un antes y un después a favor de la ejemplaridad y la transparencia”, y que cuenta con todo su apoyo.

Sánchez ha comparecido desde el palacio de la Moncloa para dar cuenta del Consejo Europeo extraordinario, en el que ha participado de manera telemática. Su comparecencia se produce después de hacerse pública la segunda regularización fiscal del rey emérito y el bloqueo de las negociaciones con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Esta rueda de prensa se ha celebrado en las escaleras del complejo presidencial, al aire libre, con los periodistas en semicírculo. Es la primera cita presencial con los medios en meses, y también hacía dos meses que Sánchez no ofrecía una conferencia de prensa.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha evitado opinar este viernes sobre la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I. “Ningún miembro del Gobierno podemos pronunciarnos sobre las obligaciones tributarias de ningún ciudadano. No podemos más que tener el respeto debido”, ha asegurado Calvo en una entrevista en Canal Sur Radio. “No estamos ante una buena noticia”, ha reconocido sin embargo. Calvo ha resaltado lo que a su juicio es positivo de este asunto, y es que “es el ejemplo de un país que funciona, que exige cuentas a todo el mundo, que debe exigirlas por igual”. La vicepresidenta primera ha añadido que la democracia española cuenta con “un Estado de derecho riguroso donde nadie se puede saltar la ley”.

El presidente de Unidas Podemos ―formación en el Gobierno― en el Congreso, Jaume Asens, ha criticado que la “pasividad” y la “tardanza” tanto del Ministerio de Hacienda como de la Fiscalía General del Estado estén permitiendo a Juan Carlos I “eludir la justicia”. “El rey está logrando garantizar la impunidad de sus presuntos crímenes gracias a esa tardanza”, ha sentenciado el diputado de En Comú en una conferencia de prensa en la Cámara baja, en la que ha precisado que, aunque no crea que la tardanza sea “intencionada”, sí apunta que está permitiendo el rey “esquivar” la justicia.

El abogado de Juan Carlos I ha confirmado la regularización fiscal por 4,4 millones de euros. El letrado subraya que la declaración se ha presentado “sin requerimiento previo de clase alguna”, condición indispensable para que pueda eludir una acusación por delito fiscal, que de otra forma cometería, al sobrepasar la cuota defraudada los 120.000 euros en un ejercicio.

La segunda regularización fiscal del antiguo jefe del Estado corresponde a rentas no declaradas durante varios ejercicios que suman más de ocho millones de euros de pagos en especie y por los que el rey emérito ha abonado más de cuatro millones a Hacienda. Juan Carlos I ha pagado al fisco por los vuelos privados de la fundación Zagatka, propiedad de su primo lejano Álvaro de Orleans. La cuota defraudada supera a la regularizada en diciembre, cuando desembolsó al fisco 678.393 euros. Expatriado en Emiratos Árabes Unidos desde agosto, Juan Carlos I pagó esos casi 680.000 euros por una deuda tributaria de 2016 a 2018, cuando había abdicado y perdido la inviolabilidad.

Leave a Reply