Las noticias

Sánchez anuncia planes y presupuestos para reforzar el sistema público de salud: “Lo peor está por llegar”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado su discurso en el pleno extraordinario del Congreso sobre la crisis de la Covid-19 para lanzar un mensaje de refuerzo y reivindicación del sector público español en general y en particular del sanitario. Sánchez ha anunciado que cuando acabe esta emergencia propondrá la creación de una comisión de estudio de las posibles carencias detectadas en el sistema sanitario, que ha calificado como uno de los mejores del mundo, pero mejorable, y ha advertido también de que en ese momento presentará unos “presupuestos generales de reconstrucción social” para los que pedirá el apoyo a todos los grupos políticos, incluida la oposición. El jefe del Ejecutivo ha pedido unidad a los políticos y a la ciudadanía y ha avisado: “Lo peor está por llegar”.

La pandemia del coronavirus “ha desbordado las previsiones de todo el mundo”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este ha sido el primer reconocimiento del presidente Sánchez al dar cuenta del decreto por el que se ha establecido el estado de alarma en el país. España no ha sido una excepción por lo que una vez que pase la epidemia, el Gobierno presentará unos presupuestos “de reconstrucción social y económica”. El objetivo como país debe ser “la protección del Estado de bienestar, el sistema público y la protección de la sociedad y la economía”. La sanidad es el bien más preciado de España pero hay que reforzarla. Para este empeño, Sánchez ha pedido el apoyo y la unidad a las fuerzas políticas, a las comunidades autónomas, a los agentes sociales. Las preferencias y prioridades han cambiado. Ahora toca doblegar la curva de expansión del coronavirus. “Lo más duro está por llegar”, ha advertido. Pero se saldrá y se vencerá.

El apoyo lo va a tener, según las actitudes y posiciones con las que los grupos políticos han llegado este miércoles al pleno extraordinario, muy mermado en su representación por razones sanitarias. Además de las medidas tomadas ya por el Gobierno en esta crisis sanitaria, Sánchez ha hecho una declaración de intenciones de presente y de futuro inmediato. El presidente se ha dado de bruces con las carencias de los servicios públicos cuando surge una epidemia como la Covid -19. No reniega de ellos, los ha defendido como lo más preciado de esta sociedad, pero hay que reforzarlos y mucho. Ante una epidemia, la protección del Estado de bienestar es lo más preciado que debe tener un país. “Vamos a presentar unos presupuestos de reconstrucción social y económica cuando termine la crisis; unos presupuestos extrasociales”, ha calificado el jefe de gobierno ante un hemiciclo semivacío en relación a su capacidad. También, se hará un Libro Blanco de la sanidad española, para ver sus deficiencias.

“El enemigo es el virus. ”Llamo a la unidad política. Una pandemia no distingue colores e ideas, y debe ser combatido por todos. Agradezco la respuesta de los partidos, la superación de las diferencias ennoblece la política, todas las comunidades están a la altura para hacer su tarea”, ha señalado Sánchez.

En tono grave, y en algunos momentos con cierta emoción, Sánchez ha apelado a los políticos pero también a la sociedad, “aunque ya están demostrando, profesores, jóvenes voluntarios, con pequeños y grandes gestos, por el coraje de ayudar al otro, ocuparse de los mayores y de los niños”. El lenguaje del presidente ha sido sobrio, de cierta contención, pero ha querido conferir un espíritu de cohesión nacional. “Lo estamos viviendo como una calamidad colectiva, lo es, pero saldremos reforzados y hoy en este Congreso no somos rivales, y los 47 millones de ciudadanos, diferentes, con distintas lenguas, somos una comunidad”, ha concluido.

Sánchez ha avisado de sus intenciones ante un hemiciclo del Congreso semivacío, en el que apenas había 41 personas entre diputados, letrados y personal de las Cortes: “Si existe la sociedad, está ahí, la tenemos ahí fuera, recluida, reclamando la fortaleza de lo público”. El líder socialista ha repetido varias veces en su intervención que, ante la contundencia con que ha golpeado esta “enfermedad cruel” del virus del coronavirus, “hay que pensar y actuar juntos, en comunidad”. El jefe del ejecutivo ha abogado por responder al reto sin precedentes de esta pandemia desconocida hasta ahora “con coordinación y una unidad de acción que nos apela a todos, al margen de siglas”.

El presidente ha enumerado, además, muchas de las medidas contenidas en el Plan de Choque económico por la Covid-19 aprobadas en el último real decreto de este pasado martes. Un plan con el que se movilizan 200.000 millones de euros para apoyar a trabajadores, familias y empresarios (117.000 millones de euros desde el sector público y 83.000 desde el sector privado), se destinan 600 millones de euros para servicios sociales, cuidado de mayores y dependientes; se asegura que ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda, se otorga a los trabajadores derechos a la prestación contributiva por desempleo o se flexibiliza el acceso a los autónomos para recibir la prestación por cese de actividad, entre otras.

Leave a Reply