Las noticias

Rutte insta a Sánchez “a buscar una solución” dentro de España tras la crisis de la covid-19

Mark Rutte y Pedro Sánchez, antes de comenzar su reunión.
Mark Rutte y Pedro Sánchez, antes de comenzar su reunión.BART MAAT / AFP

El presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, se han reunido este lunes en La Haya para analizar los límites del fondo de recuperación europeo para los países más afectados por la crisis derivada de la pandemia, y antes incluso de saludarse, el mandatario neerlandés ha hecho gala de la famosa sinceridad nacional. “No va a ser fácil llegar a un acuerdo, nada lo es en política”, ha dicho el holandés, que ha instado luego a Sánchez a “buscar una solución en clave nacional” a la situación. Lo directo de sus palabras es una muestra de la ruta que van allanando los distintos socios de la UE en sus encuentros antes de la cumbre del Consejo Europeo, prevista para finales de semana. Sánchez viajará luego a Alemania, y el miércoles espera concluir esta mini gira europea en Suecia.

Rutte ha acogido a Sánchez con una inclinación de cabeza para cumplir con la distancia de seguridad, en Catshuis, su residencia como primer ministro, pero que no usa y aprovecha para las recepciones oficiales. “Ya en La Haya para conversar con el primer ministro sobre los detalles de un gran acuerdo financiero para la recuperación de la UE”, ha escrito el presidente español en su cuenta de Twitter. “Un acuerdo ambicioso y solidario que debemos alcanzar este mes y que debe ayudarnos a superar unidos la crisis derivada de la pandemia”, seguía el mensaje. El líder holandés comparte la necesidad de salir de la crisis unidos, en el sentido de proyecto político comunitario, pero mantiene los matices de la solidaridad financiera que explican la etiqueta de “frugal”, aplicada también a Suecia, Austria y Dinamarca. Insiste, por tanto, en que apoyará el plan de recuperación europeo siempre que las ayudas sean en concepto de subvenciones y con reformas nacionales.

El pasado abril, tanto Rutte como su ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, tuvieron que hacer un esfuerzo para explicar que su dureza financiera frente al sur de Europa en tiempos de la covid-19, no era producto solo de su intransigencia, sino que contrarrestar el impacto socioeconómico de la pandemia requería a su vez garantías de reforma económica. Ambos cuentan con el aval del Parlamento para mantener dicha postura, y este lunes, Rutte le ha venido a decir a Pedro Sánchez que haga lo propio. Que busque la forma de convencer al Congreso de la necesidad de combinar subvenciones y cambios.

En una de las fotos oficiales de este lunes, ambos políticos aparecen hablando, sin pose para la cámara, y Rutte le explica a Sánchez que él tiene su oficina fuera de Catshuis, en el complejo de las casas del Parlamento. El primer ministro neerlandés admite que hay grandes diferencias entre los distintos socios de la UE respecto a la proporción de préstamos y transferencias y su periodo de ejecución. La propuesta de la Comisión Europea indica un monto de 750.000 millones de euros, de los cuales 500.000 millones serían transferencias y 250.000 millones préstamos. Sánchez subraya que España deberá contribuir al fondo en un 9%, frente al 6% calculado para Países Bajos, pero La Haya insiste en que los planes de reforma cuenten con el plácet unánime del Consejo.

Leave a Reply