Las noticias

Rosalía y Billie Eilish: la historia y la escucha de ‘Lo vas a olvidar’, su canción para ‘Euphoria’

Billie Eilish y Rosalía, en la foto que compartió la catalana en marzo de 2019 en sus redes para anunciar que estaban grabando juntas.
Billie Eilish y Rosalía, en la foto que compartió la catalana en marzo de 2019 en sus redes para anunciar que estaban grabando juntas.

El no va más de la generación Z remando juntas: las cantantes Rosalía (Barcelona, 27 años) y Billie Eilish (California, 19 años), dos carismáticos referentes del nuevo pop, y Euphoria (HBO), la serie que mejor y más crudamente ha escenificado las ansiedades de los adolescentes de hoy. Las cantantes interpretan Lo vas a olvidar, la canción estrella de la nueva temporada de la ficción, un tema etéreo, con apenas instrumentación, sinuoso, que tiene la novedad de escuchar a Billie Eilish cantando en español.

Han sido dos años para unos pocos minutos de canción, porque las cosas entre las jóvenes estrellas del pop llevan su tiempo. La historia de Lo vas a olvidar es la de un relato repleto de “me gustas” y altamente escrupuloso, seguramente dos de las características que definen los tiempos en los que vivimos. Hace dos años, en febrero de 2019, Billie Eilish ofrecía una entrevista a Annie Mac, DJ irlandesa y presentadora de la BBC 1 Radio. Eilish estaba a punto de publicar su primer disco, When We All Fall Asleep, Where Do We Go? (Cuando nos quedamos dormidos, ¿dónde vamos?), pero ya tenía al mundo en su bolsillo con la publicación de varias canciones donde tanto por imagen como por discurso conectaba con las aflicciones juveniles.

[embedded content]

En un momento de la charla Mac pregunta a Eilish (con solo 17 años en ese momento) sobre la evolución de su voz. La cantante apunta (sorpresa) que ha estado recientemente en un estudio de grabación con Rosalía, y añade: “Ella me ha ayudado a conseguir notas a las que jamás había llegado”. Seguidamente, Mac pinchó la canción de Rosalía Malamente. Un vistazo a las cuentas de las redes sociales de las artistas confirmaban que llevaban tiempo intercambiándose “likes”. Ya tenemos el primer encuentro entre las cantantes, que surge de una admiración mutua y de la proyección internacional de Rosalía, que en ese momento empezaba a despegar, ya que en noviembre de 2018 se había publicado El mal querer, su segundo disco (y último).

En marzo de 2019, un mes después de aquella entrevista en la BBC y coincidiendo con la actuación de la californiana en el Sant Jordi Club de Barcelona, Rosalía publicaba en sus redes sociales una imagen de ella con Billie Eilish. El texto mezclaba el inglés con el español: “Can’t wait to finish our song. Compartir contigo en el estudio o verte actuar me inspira soo much. Love you B”.

Ahí estaba la confirmación de que había grabado juntas: “No puedo esperar para terminar nuestra canción”. El plan seguía. En un entorno donde lo visual no deja de procurar lecturas, la foto compartida, una Polaroid, también emite las suyas. La californiana, desparramada en el sofá, con una pose emo resacosa, el cabello bicolor, su pierna apoyada en una silla y toda vestida de negro; la barcelonesa, erguida, los ojos bien abiertos, con un top y una minifalda ajustada, todo en blanco. La oscuridad y la luz, la angustia y lo racial. Una imagen que define a las dos artistas. ¿Casualidad?

A mediados de 2019 la internalización de Rosalía se había disparado. Era amiga de Drake, las Kardashian recomendaban sus canciones a sus millones de seguidores, la pillaron de copas con Dua Lipa, dejó un cariñoso posado en su Instagram junto a Hunter Schafer, una de las protagonistas de Euphoria… y tenía una canción sin acabar con Billie Eilish. En esto, llegaron los tiempos escrupulosos. La pandemia pilló a Rosalía en Estados Unidos, con su representante, y decidió quedarse allí. Trabajó la canción desde su casa, conectándose por videoconferencia con Eilish.

En abril de 2020 se puede ver a Rosalía en España en una imagen proyectada desde su portátil, concediendo entrevistas. Es parte de la estrategia: trata de transmitir una imagen cercana, sabiendo que el monstruo del éxito también lleva a sus espaldas un saco lleno de detractores. “Durante estas semanas he estado intentado terminar mi colaboración con Billie Eilish. Está casi acabada. Tan solo necesito que Billie me mande las voces y las ideas que quiera añadir”.

La californiana cumplió y ya se puede escuchar el resultado. Lo vas a olvidar es una canción de atmósfera tenue, con escasa participación instrumental, apenas un manto de teclados y sonidos electrónicos para crear ambiente. Un 70% de la pieza está interpretada en español. “Dime si me echas de menos aún”, arranca Rosalía, con una voz tratada con autotune. “Dime si no me perdonas aún”, continúa Eilish, también en castellano. Esta vez Rosalía no explota su flamencura. A pesar de ser en castellano, es una canción más Eilish que Rosalía.

Lo vas a olvidar se encuadra dentro de una tendencia asentadísima en los últimos tiempos: las canciones colaborativas. De las diez más vendidas en España, solo tres tiene un solista. Las demás son comunales: Bad Bunny y Jhay Cortez (Dákiti), Myke Towers y Juhn (Bandido), Bad Bunny y Rosalía (La noche de anoche)… En Estados Unidos, igual. No es algo nuevo: empezó sobre todo con la expansión comercial del hip-hop a finales de los ochenta. En los últimos tiempos el pop comercial ha jugado esta baza para dotar de un toque callejero a su música: un rapero malhumorado inyecta autenticidad a artistas, a veces, con un perfil blando. Existen colaboraciones que se establecen por una admiración mutua entre los implicados y otras con tintes puramente comerciales. Hay incluso raperos que tiene tarifas según las estrofas que canten. La pandemia, con sus confinamientos, y el avance de la tecnología, han acentuado este proceder de grabar cada uno en su casa, a miles de kilómetros de distancia, una fórmula tan fría como práctica.

Leave a Reply