Las noticias

Roberto Leal presentará el ‘Pasapalabra’ de Antena 3

Roberto Leal será el presentador de Pasapalabra en la nueva etapa del concurso en Antena 3. El sevillano, conocido hasta ahora por su trabajo en TVE, donde presentó España Directo y sobre todo las tres últimas ediciones de OT, ha firmado con Atresmedia un contrato para ser la cara de la nueva versión del programa, cuyo estreno se mantiene, a pesar de la cuarentena, para la primera mitad del 2020. Leal, de 40 años, será el primer conductor de Pasapalabra tras Christian Gálvez, quien lo presentó en Telecinco durante 13 años, desde 2006 y hasta que el pasado octubre, el Tribunal Supremo ordenó retirar el concurso de la cadena, la cual llevaba años sin pagar los derechos de emisión. Atresmedia se hizo con esos derechos poco después y anunció que resucitaría el formato, abriendo así una de las grandes incógnitas de las tardes en la televisión española: ¿quién sería la cara del nuevo Pasapalabra?

Leal estará también al frente de El desafío, un nuevo concurso que Atresmedia está desarrollando con la productora de El Hormiguero, 7 y Acción. Y, lo que es menos usual, podrá despedirse de OT 2019, cuya emisión quedó suspendida por la cuarentena a mediados de marzo. Cuando TVE retome el concurso musical, tendrá a Leal de presentador durante esas últimas galas, cumpliendo con lo que considera su compromiso con la cadena pública.

Más información

El regreso de Pasapalabra es uno de los pocos proyectos de televisión cuyo curso apenas se ha modificado con la llegada del coronavirus. Atresmedia anunció el regreso del venerable programa para antes de junio de 2020 y así lo mantiene. Ya tiene preparado el plató (el mismo que durante años ha estado usando El Objetivo, de Ana Pastor), diseñado por Juanra Martín, el veterano director creativo de la casa. Se ha contratado a buena parte del equipo. Únicamente queda reunir a todos para comenzar a hacer pruebas, y ver cómo se entienden las caras nuevas con los elementos clásicos del concurso, especialmente el más famoso, el llamado Rosco.

El programa vuelve de esta forma a Antena 3, la cadena que lo vio nacer, un 24 de julio de 2000, y que lo dejó de emitir en 2006, cuando Mediaset se hizo con él. También vuelve a la parrilla española la que ha sido una de sus mayores instituciones. Desde 2006 y hasta su súbita desaparición, Pasapalabra había logrado el milagro de mantenerse durante 13 años en la misma cadena privada con una audiencia robusta y estable, unas pruebas que apenas cambiaron, ni falta que hacía, y el mismo presentador, Gálvez. Algunas calles de España se vaciaban a la hora del Rosco. Más que un programa de televisión, Pasapalabra era parte de la vida española. Era lo más visto de su franja horaria y solía tener el minuto más visto de todo el día. Durante su último mes, obtuvo un 20% de cuota de pantalla.

El concurso fue un éxito casi todos los años que estuvo en Telecinco, durante los cuales estuvo también en peligro de desaparecer. La relación entre Mediaset y la propietaria de los derechos, la británica ITV Global Entertainment no era buena. En 2009, ITV, visto el éxito de audiencias, exigió en una renegociación del contrato figurar como coproductora, lo que les reportaría, además del dinero de los derechos, un 10% de los beneficios del programa. Mediaset firmó a regañadientes pero de inmediato empezó a trazar un plan B: ficharon a Ángel Baviano, el director del espacio en los tiempos de Antena 3 y registraron cada uno de los considerables cambios que se habían introducido en el formato en los últimos nueve años, tanto en tiempos de Antena 3 como en los suyos. Esto implica el nombre Pasapalabra, que era de la productora original, Europroducciones, y el valioso Rosco. En 2010, con el plan bien armado, dejaron de pagar los derechos a ITV. Y luego les denunciaron.

Empezó así un proceso de casi diez, del que emergía de vez en cuando un titular que poco cambiaba las cosas. Un juzgado de lo Mercantil falló en contra de Mediaset y determinó que la maniobra era apropiación indebida; Mediaset recurrió. La Audiencia Provincial ratificó la sentencia; otro recurso. El programa, y la vida, seguían. Hasta que el pasado 1 de octubre, martes, el Supremo tuvo la última palabra. Telecinco quedaba condenada “a cesar inmediatamente, quedando además prohibida de reanudar en el futuro, la emisión, edición, producción, reproducción, comunicación pública, distribución, transformación y toda y cualquiera otra forma de explotación, por sí a través de terceros, del programa Pasapalabra”.

Mediaset aceptó: emitió un último programa el miércoles y, a partir del jueves 3 de octubre, cubrió el hueco con una hora más de Sálvame. Unos 18 días después, estrenó El Tirón, una sección de Sálvame en la que Gálvez recreaba algunas pruebas similares al concurso que había liderado durante casi década y media. Pasapalabra, desde entonces y hasta que vuelva a las tardes de Antena 3, ha estado desaparecida de la televisión.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply