Las noticias

Robert Wagner habla por primera vez en 40 años de la noche en que murió su esposa, Natalie Wood

Los años, incluso las décadas, no borran la conmoción que el mundo sufrió con la muerte de la actriz Natalie Wood en noviembre de 1981. La intérprete, eterna por su papel de María en West Side Story (1963), murió a los 43 años a causa de un “ahogamiento”, como reflejaron oficialmente las investigaciones, al caer del barco en el que pasaba las vacaciones de Acción de Gracias con su esposo, Robert Wagner, el actor Christopher Walken y el capitán del navío, Dennis Davern.

Sin embargo, aquel suceso nunca se aclaró del todo. Las averiguaciones se cerraron rápidamente, pero se reabrieron en 2001 con la publicación de una biografía que aseguraba —como también ha opinado el capitán del barco— que Wagner estuvo implicado en la muerte de Wood. Finalmente, se calificó de accidente. El actor siempre ha tratado de mantenerse en un segundo plano en toda esta historia, pero ahora un documental de HBO ha logrado hacerle hablar.

Natalie Wood: What Remains Behind (que podría traducirse como Natalie Wood: lo que hay detrás) se estrenará el próximo 5 de mayo y ha sido supervisado por la hija de la actriz, Natasha Gregson-Wagner. El metraje incluye documentos, audios, imágenes y vídeos nunca antes hechos públicos, como los de la segunda boda de Wood y Wagner —estuvieron casados dos veces: de 1957 a 1962 y desde 1972 hasta la muerte de la actriz en 1981—. Pero también hay entrevistas con actores, amigos y personas del mundo del cine, de su entorno, como Mia Farrow, Robert Redford y el propio Wagner.

[embedded content]

Es la primera vez en la que, en casi cuatro décadas, Wagner —que el pasado febrero cumplió 90 años— habla públicamente sobre el suceso. Para la ocasión lo hace acompañado de su hija, puesto que la propia Natasha es la entrevistadora en este caso. En el adelanto del documental que ha dado a conocer en exclusiva el diario británico Daily Mail, ella le pregunta si cree que el caso del ahogamiento de su madre debería reabrirse. La respuesta de Robert Wagner es: “No creo que haya pasado un solo día en el que no haya pensado en Natalie”.

Dirigida por Laurent Bouzereau, realizador de multitud de documentales sobre el cine de Hollywood y sus estrellas, el metraje se estrenó en el Festival de Sundance. En él, Mia Farrow habla sobre cómo le influyó Wood a la hora de ser madre, George Hamilton sobre su profesionalidad y Robert Redford sobre cómo ella le consiguió un papel en la cinta La rebelde, de 1965, su primer gran protagonista de cine.

La hermana de Wood, Lana, también actriz y conocida especialmente por ser chica Bond en los años setenta, ha rechazado participar en el documental. Sin embargo, la hija de la fallecida estrella ha preferido dar su versión. La motivación de Natasha para formar parte de este documental parece clara, por lo que se ha podido ver en su adelanto. “Desde entonces”, explica en referencia a la muerte de Wood, “todo ha estado tan centrado en cómo murió, y eso ha ensombrecido a quién era ella como persona”. Entre algunas de las frases que se oyen decir a Natasha están “El día en que mi madre murió, todo mi mundo se hizo añicos”, o “RJ fue su gran amor”, en referencia al apodo de Robert Wagner.

Wagner es el protagonista de una reciente biografía, Natalie Wood: The Complete Biography, escrita por Suzanne Finstad (Broadway Books), que ya escribió la de 2001 en la que desveló nuevas pruebas que sugirieron que la muerte de la actriz no fue accidental y que logró abrir la investigación. En este nuevo libro, Finstad relata que, durante su primer matrimonio y cuando ella tenía apenas 22 años, pilló una noche in fraganti a Wagner manteniendo una relación con David Cavendish, el mayordomo inglés del actor. Una revelación que cambió su vida y su visión del matrimonio.

Natasha Gregson-Wagner tiene ahora 50 años, pero apenas tenía 11 cuando su madre cayó, en una noche de tormenta y mar agitado, por la borda del Splendor. Horas antes Natalie y Robert habían mantenido una fuerte pelea. Vestida con un pijama de franela, calcetines y una chaqueta roja, su cuerpo se encontró a la mañana siguiente y su investigación fue cerrada en pocas semanas.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply