Las noticias

Renfe suspende temporalmente el inicio del AVE ‘low cost’ por el estado de alarma

Un tren Avlo en la estación de Chamartín, en Madrid.Un tren Avlo en la estación de Chamartín, en Madrid.

Renfe ha suspendido “hasta nueva fecha” la puesta en marcha de su nuevo tren AVLO, el AVE de bajo coste que tenía previsto poner en marcha en la línea Madrid-Barcelona el próximo 6 de abril, según anunció este domingo la compañía ferroviaria. La compañía no especifica la nueva fecha de inicio del servicio, lo que dependerá del tiempo que se mantenga el estado de alarma y la evolución de la crisis del coronavirus.

La operadora procederá a devolver el importe de los billetes que ya había vendido para este nuevo servicio, que tienen un precio de entre 10 y 60 euros en función del horario y la demanda. En el caso de los billetes promocionales que comercializó a 5 euros en el inicio de la venta del nuevo AVE, la compañía los cambiará por otros para utilizarlos cuando el servicio se ponga en marcha.

Esta es una de las consecuencias del nuevo plan de transporte según las nuevas condiciones de movilidad dictadas por el Gobierno. Otro de los efectos es la reducción de la oferta de los servicios de Avant, media y larga distancia y AVE, que pasará al 50% de lo habitual a partir de la medianoche de este miércoles. Para este cambio, Renfe anula todos los tres previstos en el periodo de 15 días que durará (en principio) el estado de alarma y se ofertarán los servicios de la nueva oferta prevista. Así, la operadora reintegrará el importe de los billetes de viajeros que ya tuvieran su pasaje comprado durante este periodo. En el caso de los Cercanías se mantiene el total de la oferta actual.

En los trenes que operen durante la vigencia del estado de alarma aprobado por el Consejo de Ministros este sábado, se suspenden los servicios de cafetería, bar móvil, restauración a bordo, distribución de prensa y auriculares. Además, las salas club de las estaciones permanecerán cerradas para evitar lugares en los que se acumule un número elevado de personas.

Por esta misma razón, para evitar la cercanía de personas y que se puedan producir casos de contagio de coronavirus, Renfe limitará el número de plazas que se venderá por tren en función de la configuración y tipología de cada unidad. El objetivo es que haya una separación mínima entre pasajeros.

El nuevo plan de transporte, asegura Renfe en un comunicado, mantendrá todas las rutas existentes en este momento. De esta forma, trata de permitir la movilidad de las personas en las causas contempladas por el decreto aprobado por el Gobierno, que obliga a una situación excepcional de reducción de la movilidad y la aplicación de medidas sanitarias.

Leave a Reply