Lo último

¿Qué asesores tienen?

No es la primera vez. Todo el mundo puede equivocarse, por supuesto, pero hay equivocaciones garrafales que someten al Gobierno, en una situación de tensión, angustia y ansiedad como la que estamos viviendo, a un desgaste político muy intenso. La comunicación en política siempre es fundamental, porque comunicar mal es tirar votos estresando a la sociedad. Convertir la excelente y esperada noticia de salir a pasear con los niños en un debate que erosiona a todo el Gobierno es un desatino, un regalo a la oposición. Y, aunque en errores de bulto la rectificación además de buena es necesaria, esta tardó demasiado en llegar por el gran revuelo social que ocasionó. Porque anunciar que los niños puedan salir de casas para meterse en un supermercado, cuando el sentido común conjetura que actualmente debe ser uno de los mayores focos de contagio, es un despropósito fácil de ver. ¡Menudos asesores! ¡Cualquiera lo haría mejor!

Miguel Fernández-Palacios Gordon. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply