Lo último

Por qué los sanitarios se quitan las joyas y el maquillaje para tratar a los enfermos de coronavirus

Desde que comenzó el confinamiento, los móviles se llenan a diario de cientos de mensajes sobre el coronavirus. Muchos memes, muchas bromas y muchas recomendaciones que uno no siempre sabe si seguir o no. Una de ellas es el audio de una mujer que dice haberse incorporado al Hospital Gregorio Marañón de Madrid para ayudar al equipo sanitario en la lucha contra el virus, que se ha propagado por WhatsApp. “Una cosa muy importante que no han dicho por la televisión, que me he enterado hoy, es que el coronavirus se adhiere que flipas a las cremas hidratantes, maquillajes y demás. Yo tengo que venir con la cara totalmente lavada, sin nada de crema en las manos —para que lo sepáis porque esto creo que no lo sabe nadie—y a otra cosa que se adhiere mucho y muy bien es a anillos, pulseras, pendientes, piercings. Hay que quitarse todo, hasta las uñas, porque se adhiere muchísimo al esmalte”, asegura en la nota de voz.

Las medidas de seguridad que menciona son reales, pero existen matices. No llevar joyas ni maquillaje es una recomendación que se hace al personal sanitario de los hospitales. De hecho, se trata del procedimiento habitual para entrar en quirófano, aunque ahora se ha extrapolado al resto de los centros, explica Reyes Calzado, neumóloga del Hospital Santa María de Osakidetza (País Vasco). “Es una medida de higiene. Los quirófanos son los espacios más estériles que tenemos en los hospitales, hay que entrar con el pelo recogido y la menor cantidad de cosas posibles encima, nada de joyas ni maquillaje, y las uñas sin pintar. Con el coronavirus los hospitales intentan mantenerse lo más estériles que sea posible”, explica. También “es aplicable a quienes tienen enfermos o personas consideradas de riesgo a su cargo en casa, que además deben usar siempre guantes”, indica Pablo Lázaro, dermatólogo y vocal de la junta directiva del Colegio de Médicos de Madrid

La literatura científica avala la necesidad de quitarse las joyas para mantener la máxima higiene, explican desde el Colegio de Médicos de Madrid. Los anillos y pulseras impiden que los especialistas se laven correctamente las manos y esto puede hacer que queden bacterias y otro tipo de microorganismos en ellas. También el no llevar esmalte de uñas. “Es una medida quirúrgica, que ahora, dada la situación, se ha trasladado a las demás áreas de los hospitales”, dice Lázaro, quien añade que sirve para evitar que la piel de los sanitarios se irrite al mezclarse el maquillaje con los productos que usan para tratar a los pacientes. Al contrario, las cremas hidratantes sí pueden ser de ayuda después del lavado de manos. Su uso es incluso recomendable. “Evitan la aparición de irritación y de problemas en la piel que pueden favorecer que el virus se quede más tiempo en ella”, añade Lázaro.

Pero el hecho de que sean medidas en los hospitales no implica necesariamente que las personas sanas confinadas en sus casas deban deshacerse de sus anillos o quitarse el pintauñas. De hecho, los expertos explican que no hay casi evidencia científica que respalde que los virus se adhieran con mayor facilidad a los productos cosméticos. “El único estudio que he encontrado es muy viejo —del año 88— y no tiene nada que ver con el coronavirus”, aclara Lázaro, quien añade que “no hay nada que demuestre que el virus sobreviva mejor en el maquillaje que en la piel”. A pesar de esto y de que ambos especialistas coinciden en que la recomendación mencionada en el audio no es para la población general (salvo que tengan enfermos en casa), Lázaro recuerda que, “cuanto menos productos toqueteemos, menos contagio habrá”. Sobre todo cuando la mayor parte del maquillaje va a parar a la cara, un lugar del cuerpo que, por muy difícil que sea, debemos evitar tocar.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply