Las noticias

Pastel de cabracho

El pastel de cabracho es un clásico que llegó a la cocina doméstica desde las altas esferas, cuando en 1971 el chef Juan Mari Arzak le dio una vuelta al pudin de merluza que servían en el bar Astelena, donde solía desayunar después de ir a comprar al mercado de la Bretxa en la parte vieja donostiarra. Su versión aumentaba el sabor con un pescado de sabor más potente -y una buena trabajera para quitarle las espinas- como el cabracho, añadió nata para darle cremosidad y salsa de tomate para alangostarlo, un trampantojo clásico de la época que le daba calidad a cualquier película.

Seguir leyendo

Leave a Reply