Las noticias

Paseos por horas en la orilla y dos metros entre toallas

El regreso soñado a las playas se acerca y las Administraciones empiezan a estudiar normas para evitar que el coronavirus haga estragos en las zonas preferidas por el turismo de masas. Medidas como la limitación de aforo, la desinfección diaria de duchas y mobiliario urbano, y los paseos restringidos a ciertas horas se abren paso de momento en España frente a las mamparas acristaladas que se han planteado en Italia.

El Gobierno ya ha puesto sobre el papel sus primeras propuestas y ha pedido a las comunidades que le remitan ideas. Según el borrador al que ha tenido acceso este periódico, la distancia que se recomienda entre los bañistas es de dos metros y se medirá entre toallas y sombrillas, no entre personas. El documento señala, eso sí, un factor que podría obligar a alejar aún más a los veraneantes: el virus puede ser transmitido por el viento, señala el borrador, así que se aconseja más distancia de seguridad en los arenales donde el aire sopla con fuerza habitualmente.

El acceso a la arena deberá realizarse de forma ordenada para que se cumpla la debida distancia interpersonal. Pero los aluviones de entrada no serán las únicas escenas del turismo playero que se quieren borrar este verano por el coronavirus. En sus primeras propuestas, el Gobierno no recomienda ni la realización de actividades deportivas colectivas ni las reuniones de más de 10 amigos o familiares que no convivan en la misma casa. Y tampoco considera conveniente que se instalen en la arena infraestructuras para el juego o el deporte.

La movilidad por la playa también podría limitarse. La idea del Gobierno es fijar franjas horarias para pasear por la orilla y propone que las caminatas se concentren en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. Fundamental también será la limpieza, con desinfecciones diarias de las duchas y de todo el mobiliario urbano, incluidas las pasarelas de madera. Sobre la mesa está también que se abran en un primer momento solo las playas con una calidad de aguas calificada en 2019 por el Ministerio de Sanidad de “excelente” o “buena”, que son en España la inmensa mayoría.

Las propuestas del Gobierno no mencionan la instalación de separadores entre los bañistas, pero algunos ayuntamientos están ya ideando métodos para marcar distancias. En Vélez-Málaga piensan utilizar un tractor con un rodillo que crea cuadrículas de unos 2,5 metros de lado cada una. Y en Lloret de Mar (Girona) han optado por dividir los arenales por grupos sociales: una zona a la que solo podrán acceder mayores de 65 años; otra para las familias con niños; y una tercera fracción para adultos en general.

En Sanxenxo (Pontevedra), una de las mecas turísticas de Galicia, el Ayuntamiento presentó ayer su proyecto para “garantizar la máxima seguridad sanitaria” en su principal playa sin esperar a las instrucciones del Gobierno. El plan pretende dividir el arenal de Silgar en 780 parcelas de nueve metros cuadrados marcadas con estacas de madera unidas por cuerdas y separadas entre sí por una distancia de metro y medio entre ellas. El aforo máximo se fija en 2.340 personas, un 75% del que disfruta en condiciones normales.

Las playas de Sanxenxo funcionarán como los teatros. Tendrán accesos numerados y sectores distintos y serán trabajadores municipales los que ejerzan de acomodadores ubicando a los bañistas en las parcelas. Se reservará una franja entre el mar y la primera línea de toallas como zona de paseo y juegos para niños que tendrá un mínimo de siete metros de ancho en la pleamar. “Queremos que nuestros visitantes se sientan tan seguros y tan bien atendidos como en sus casas”, proclama el alcalde, Telmo Martín (PP).

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply