Las noticias

Nadie quiere ser camionero

Una de las causas del cuello de botella del comercio mundial es la falta de camioneros internacionales. En Europa se necesitarán en los próximos años cerca de 400.000. En España, 15.000. Un trabajo duro, sacrificado y extremadamente solitario, que condena a quien lo ejerce a pasar muchos días fuera de casa durmiendo en inhóspitas áreas de servicio cuando no en apartaderos al lado de una carretera. Por eso los más jóvenes huyen de él, a pesar de que se puede ganar dinero. EL PAÍS acompañó a un veterano camionero español durante cuatro días, en una ruta a través de Francia y Reino Unido y comprobó que conducir un camión tiene poco de romántico y mucho de depresivo.

Seguir leyendo

Leave a Reply