Las noticias

Muere Maj Sjöwall, pionera de la novela negra contemporánea

La novela negra tal y como se ha entendido en las últimas décadas, tal y como se ha convertido en fenómeno de masas con aliento nórdico, la novela negra que no se olvida de su perspectiva social, del crimen dentro del sistema, no sería lo mismo sin Maj Sjöwall, fallecida este miércoles a los 84 años en Estocolmo tras una larga enfermedad, según informó su editora.

Sjöwall (Estocolmo, 1935) escribió junto a su marido Per Wahlöö diez novelas protagonizadas por el policía Martin Beck, diez libros escritos en diez años, de Roseanna (1965, en español en RBA, como el resto de la serie) a Los terroristas (1975), diez años para poner patas arriba un género y sentar las bases del éxito posterior de autores como Henning Mankell o Stieg Larsson. “Trabajamos muchísimo antes de escribir Roseanna porque no es fácil hacerlo a cuatro manos ni tener la misma inspiración. Queríamos que la mezcla de nuestros dos estilos fuera perfecta y queríamos un lenguaje fácil y periodístico”, explicó a este diario en 2013, antes de recibir el Premio Pepe Carvalho de novela negra en Barcelona.

  • Cuatro libros para amar a Sjöwall y Wahlöö,

La escritora sueca conoció a su marido en 1961 y se casó poco después. Muy comprometidos en lo social, los dos militaron en el Partido Comunista hasta 1969 y fueron muy críticos con la socialdemocracia sueca, tan admirada dentro y fuera de su país. “Lo dejamos después de lo sucedido tras la Primavera de Praga. Además, a mí lo del activismo no me iba mucho”, recordaba con humor. Los dos vivieron y escribieron juntos hasta la muerte de Wahlöö por un cáncer, poco antes de la publicación de Los terroristas, historia que cierra el decálogo fundacional de la novela negra contemporánea, nórdica o no, organizada a razón de 30 capítulos por libro, un libro al año. Después Sjöwall dejó de escribir y de leer novela negra y se refugió en la traducción. Su mirada sobre lo que vino después no está exenta de crítica: “Los libros que me gustaría leer no existen. Escriben historias medio de amor medio criminal en las que no me reconozco. Los autores ya no se interesan por la política, solo por el dinero. En una historia de amor ponen cuatro cadáveres y un policía y ya está: una novela un poco esquizofrénica. Hay menos compromiso político”, aseguraba en 2013.

Los libros de la pareja, que también tenían un punto de humor muy complicado de encontrar en el género, se publicaron en España desde los años setenta con una suerte variopinta, hasta que RBA los editó en orden. Los prólogos, de Henning Mankell, Jonathan Franzen, Jens Lapidus, Michael Connelly o Jo Nesbo hablan de la admiración de sus compañeros y de la trascendencia de esta pareja que hace más de 40 años que publicó su último libro, pero cuya huella indeleble se nota hoy todavía en tantos. Con la muerte de Sjöwall se cierra definitivamente un capítulo esencial de la ficción criminal.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply