Las noticias

Muere el histórico dirigente socialista Enrique Múgica

Enrique Múgica, en su despacho cuando ocupaba el cargo de Defensor del Pueblo en 2004.Enrique Múgica, en su despacho cuando ocupaba el cargo de Defensor del Pueblo en 2004.ULY MARTÍN

La aflicción y consternación sorprendieron de madrugada al PSOE. La muerte de Enrique Múgica a los 88 años, víctima como otras 16.000 personas de la peor crisis sanitaria en España en más de un siglo. El ex ministro de Justicia con Felipe González y ex Defensor del Pueblo trascendió a su partido. No solo fue una figura muy importante del PSOE. También de la historia reciente de España.

Hace ahora 20 años, el PP y el PSOE pactaron el nombramiento del exministro de Justicia del PSOE entre 1988 y 1991 Enrique Múgica, como Defensor del Pueblo. Fue uno de los pocos acuerdos que sacaron adelante los dos partidos, y lo hicieron, como reconocieron sus entonces portavoces parlamentarios, Luis de Grandes, del PP, y Luis Martínez Noval del PSOE, por la “gran personalidad y categoría” del jurista y abogado nacido en San Sebastián el 20 de febrero de 1932. Este viernes, 20 años después de aquel nombramiento y de toda una vida dedicado a la política ha fallecido, según han confirmado fuentes del PSOE, al complicarse su estado de salud debido al coronavirus.

Enrique Múgica comenzó su carrera política durante sus años de estudiante de derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Años después comenzó su militancia en el PCE, decisión que le llevó a pasar varias temporadas en la cárcel (en 1959 y casi un total de dos años entre 1962 y 1967). En su última estancia en prisión abandonó el PCE e ingresó en el PSOE. En 1967 fue elegido miembro de la ejecutiva socialista y en 1977 logró el acta de diputado por la provincia de Guipúzcoa en las primeras elecciones generales. Conservó su escaño hasta el año 2000.

Durante el segundo mandato de Felipe González fue ministro de Justicia entre 1988 y 1991. Un periodo en el que se aprobaron, entre otras leyes, la de Demarcación y Planta Judicial, la de Sociedades Anónimas y las reformas procesales y penales que dieron lugar a la creación de los juzgados de lo penal. Con el cambio de siglo fue nombrado Defensor del Pueblo, cargo que ocupó durante diez años, al lograr ser reelegido por primera vez en la historia de la democracia.

Su hermano, el abogado y dirigente del Partido Socialista de Euskadi (PSE) Fernando Múgica Herzog, fue asesinado por la banda terrorista ETA en su ciudad natal, San Sebastián, en 1996 delante de su hijo José María. Díez años después, el etarra Txapote fue condenado a 82 años de cárcel como responsable de haber ordenado su asesinato. En el último homenaje a Fernando Múgica, antes de la crisis, su hijo, Jose María, pidió a los principales partidos que aunaran fuerzas en defensa de la Constitución y del futuro de la sociedad española

En su última época como Defensor del Pueblo, chocó incluso con su propio partido en temas como el Estatuto de Cataluña o la Ley de Extranjería.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply