Lo último

Montegancedo: así es el nuevo barrio sostenible de Pozuelo

Una vez superada la fase de confinamiento, es hora de afrontar el reto de sentar las bases que permitan alcanzar la reactivación social y económica para comenzar a paliar los efectos de la crisis generada por la covid-19. A ello se ha puesto ya en marcha el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, que ha dado luz verde al futuro barrio de Montegancedo, ubicado al sur de la ciudad y próximo a la circunvalación de la M-40.

El Ayuntamiento de Pozuelo tramitó el pasado 22 de abril de manera favorable la aprobación inicial del proyecto de reparcelación de Montegancedo, que supondrá una inversión superior a los 300 millones de euros -entre el suelo, la urbanización y las viviendas- y que servirán para reactivar la economía de la zona en un momento tan difícil como el actual. Además, este plan, liderado por la alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, supondrá la creación de puestos de trabajo y un importante incremento patrimonial, pues los promotores cederán de manera gratuita el 30 % del suelo de uso residencial al Ayuntamiento así como varias parcelas de uso dotacional. El consistorio dispondrá de suelo valorado en 100 millones de euros para construir un total de 317 viviendas destinadas a familias y a jóvenes, un movimiento que favorecerá el desarrollo económico y social del municipio.

La iniciativa, sacada adelante en un escenario de crisis económica, no solo contribuirá a la mejora del empleo y a la dinamización de la economía, sino que refuerza también el compromiso del Ayuntamiento con los vecinos tanto del propio municipio de Pozuelo como de los colindantes. En este punto, el futuro barrio de Montegancedo favorecerá la mejora del tráfico y las comunicaciones de esta cotizada zona residencial del noroeste de Madrid. Una vez confirmada la aprobación del proyecto, se espera que el Ayuntamiento de Pozuelo impulse el acuerdo con la Demarcación de Carreteras del Estado en Madrid para la ejecución de la reordenación de accesos a la M-40 en los kilómetros próximos a este ámbito y a otros importantes desarrollos urbanísticos cercanos. Así, la alcaldía dará cumplimiento a una obligación que está pendiente desde hace más de una década.

Un barrio sostenible: naturaleza y deporte al servicio del vecindario

Por otro lado, Montegancedo supondrá un antes y un después en la ejecución de áreas residenciales. El proyecto irá en la línea de lo que promueven los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su punto número 11, que detalla el hecho de “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”. El nuevo Montegancedo está concebido como un espacio abierto a la naturaleza, donde todo aquel que quiera pueda practicar deporte, pasear al aire libre o disfrutar con sus mascotas en un parque canino. Para ello, el barrio contará con 35 hectáreas de zonas verdes -terrenos que hoy son propiedad de los promotores del sector, y que serán cedidos gratuitamente al municipio de Pozuelo-, de las cuales 20 corresponden al Parque Forestal Periférico de Montegancedo. El distrito pondrá también en valor el actual espacio verde en desuso, potenciando las áreas forestales y dotándolas de una infraestructura contra incendios e iluminación nocturna para garantizar el disfrute y la seguridad de todos.

En dicho entorno, los deportes al aire libre cobrarán protagonismo, contribuyendo a generar un estilo de vida saludable para los ciudadanos. Los vecinos podrán decidir entre practicar running en sus diferentes circuitos o dar un paseo por algunas de las sendas biosaludables. Además, Montegancedo facilitará la práctica de otras actividades en contacto con la naturaleza como pueden ser la escalada, que se podrá llevar a cabo en un rocódromo que está proyectado en el parque, o las rutas en bicicleta por cualquiera de las vías habilitadas para ello. Los más pequeños también contarán con su espacio, pues este nuevo barrio dispondrá de parques de juegos e, incluso, de un área de interpretación de la naturaleza que despertará la curiosidad hacia el entorno natural de la zona. El proyecto también pretende ser un ejemplo de ciudad abierta a los jóvenes y aportará 40.000 m2 de terrenos para la ampliación del campus de la Universidad Politécnica de Madrid, que podrán destinarse a residencia universitaria, biblioteca o edificios docentes.

La ejecución del barrio de Montegancedo permite al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón avanzar hacia un modelo de ciudad inclusivo, cerrando la brecha existente entre el barrio de La Cabaña y el campus universitario de la Universidad Politécnica de Madrid. El nuevo ámbito posibilitará la conexión entre ambas áreas, promoviendo los desplazamientos sostenibles mediante carriles para bicicletas o recorridos a pie. En definitiva, un paso al frente en la reactivación económica y social con un proyecto de transformación urbanística sostenible pionero en nuestro país.

Leave a Reply