Lo último

Minipantallas faciales para proteger a los bebés contra el coronavirus

La incidencia de Covid-19 es mucho menor en los niños que en los adultos de mayor edad, pero toda medida de protección parece poca para un hospital tailandés, que ha mandado colocar pantallas protectoras a los recién nacidos en sus instalaciones para evitarles al máximo la exposición al contagio por el coronavirus.

El centro hospitalario Praram 9 está ubicado en la capital del país, Bangkok, es privado y está dotado de lujosas instalaciones. En las imágenes difundidas por varias agencias, se ve a los recién nacidos en brazos de enfermeras que portan mascarilla y con las pantallas protectoras colocadas sobre la cara, sujetas a la frente por un ceñidor rosa con el logotipo del hospital. 

<a href="javascript:void(0);" class="enlace" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/internacional/imagenes/2020/04/10/mundo_global/1586510128_984319_1586512828_sumario_grande.jpg', '1200', '801', 'Una mujer hace una foto de un recién nacido protegido con una pantalla facial.LILLIAN SUWANRUMPHA&nbsp;(AFP)‘);”>Una mujer hace una foto de un recién nacido protegido con una pantalla facial.ampliar foto Una mujer hace una foto de un recién nacido protegido con una pantalla facial. LILLIAN SUWANRUMPHA AFP

Tailandia ha sufrido menos que otros países asiáticos el golpe de Covid-19. En el país se han registrado 2.473 casos de la enfermedad y han muerto 33 personas por culpa de la infección. 1.013 pacientes se han recuperado por completo. 

Tras las mascarillas, los protectores faciales se han convertido en un objeto deseado. A las soluciones caseras para fabricarlos a partir de carpetas o botellas se unen los diseños de las compañías tecnológicas. Este jueves, Apple presentó uno propio, que permite, según ha divulgado la marca, separar la pantalla plástica del rostro para evitar que se condense el aliento y se empañe.

Las autoridades tailandesas han decretado el estado de emergencia durante al menos un mes, que permite al Gobierno imponer medidas especiales para impedir la expansión del coronavirus. Las medidas restrictivas a la actividad económica no afectan a los trabajadores de la construcción, entre ellos los 600.000 inmigrantes legales que trabajan en ese sector. 

La recomendación no parece haber surtido el efecto deseado y, para impedir la celebración de fiestas callejeras con motivo de la celebración del año nuevo lunar, las autoridades han prohibido la venta de bebidas alcohólicas en Bangkok, desde este viernes y durante 10 días. Horas antes de que entrara en vigor la medida, se han registrado colas en los supermercados de numerosos clientes que quería aprovisionarse de alcohol antes de que se activase la restricción de compra. En la capital tailandesa es posible comprar mascarillas en máquinas de vending, fabricadas por presos en las cárceles. 

Leave a Reply