Las noticias

Minas, centros comerciales, residencias y favores: la vasta red de influencias de Xavier Vendrell

El empresario Oriol Soler (izquierda) y el exconsejero de ERC Xavier Vendrell, en una foto de archivo.
El empresario Oriol Soler (izquierda) y el exconsejero de ERC Xavier Vendrell, en una foto de archivo.Toni Albir / EFE

Casi nadie se atreve a ignorar las llamadas y los mensajes de Xavier Vendrell, empresario, líder del procés en la sombra, exdirigente de Esquerra Republicana y una de las personalidades con más influencia en el independentismo. Su teléfono móvil, analizado por la Guardia Civil en el caso Voloh —que investiga el presunto desvío de fondos públicos al procés revela una red de contactos sin parangón y cómo Vendrell trató de utilizar su influencia sobre cargos públicos de su partido, pero también de Junts per Catalunya, para favorecer sus negocios privados.

Más información

Los mensajes de WhatsApp del móvil de Vendrell indican que está en todas las salsas, que tiene intereses en sectores económicos dispares (desde la minería a las residencias de ancianos, pasando por los centros comerciales) y que su agenda de contactos vale oro. Vendrell lo mismo pide encuentros con el exconsejero de Territorio Damià Calvet (Junts) o con el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo (ERC), que solicita favores al expresidente de la CEOE, Juan Rosell: que le ayude a obtener una cita en La Moncloa o a agilizar la obtención de la nacionalidad española para el hijo de un empresario. Todos le contestan y, en general, acceden a lo que les pide.

La red clientelar de Vendrell ya había sido en parte puerta al descubierto en las investigaciones del caso Voloh, que en octubre de 2020 culminó con su detención y la de una veintena de personas, incluidos algunos destacados miembros del independentismo. Como David Madí, exjefe de campaña de Artur Mas y, al igual que Vendrell, reconvertido en empresario de éxito. El vaciado del dispositivo móvil del exconsejero de ERC profundiza en las profundas influencias de Vendrell en Cataluña.

Las minas de Cardona

La Guardia Civil destaca que Vendrell pretende entrar en el negocio de las minas de Cardona. Lluís Recoder, exalcalde de Sant Cugat y exconsejero de Territorio, ejerce de abogado en Iberpotash, la empresa que explota las de Súria. Según los investigadores, el exsecretario de organización de ERC pretende instalar un vertedero nuclear en las instalaciones de Súria y Cardona, que figuraban entre los emplazamientos barajados por el Gobierno. Recoder lo apoya, el Ayuntamiento lo rechaza. Para desbloquear la situación, nada mejor que llamar a la puerta del Govern. Vendrell escribe a dos ex altos cargos de la Generalitat.

Depuradoras y vertederos

En el negocio debe participar su socio Joan Griñó. Vendrell trata de abrirle paso en el Gobierno catalán y para eso habla, en 2019, con el entonces consejero de Territorio, Damià Calvet, en relación con un negocio de Griñó sobre las plantas de generación energética de las depuradoras. “Buenos días, conseller. Griñó me pide si has tenido ocasión de hablar, con quien corresponda, del tema de las plantas”.

Vendrell también escribe a Calvet preocupado por la situación del vertedero de Riba-roja, de nuevo a instancias de Griñó. “El tema se está complicando y me pide que le eche una mano ante la gente de Esquerra. Antes de hacerlo querría hablarlo contigo para no hacer nada inoportuno”. El consejero le contesta: “El tema es que todos los alcaldes de la comarca se manifiestan claramente en contra (…) No tengo margen. Veámonos”.

Un centro comercial en Lleida

El alcalde de Lleida, el republicano Miquel Pueyo, es otra de las personalidades públicas tocadas por Vendrell. Las conversaciones giran en torno a un proyecto de centro comercial, Torres Salsas, que pretende explotar la empresa Eurofund y que parece encallado. En las conversaciones participan multitud de personas, incluido el histórico dirigente nacionalista Felip Puig, que ocupó diversas consejerías durante los gobiernos de Jordi Pujol y Artur Mas.

Puig trata de convencer a Vendrell para que presione a Pueyo: “Aprieta a MP”. En julio de 2019, Vendrell escribe al alcalde, le felicita por su victoria en las elecciones y le dice que quiere contarle un proyecto para la ciudad que “sería la bomba”. En agosto, según se desprende de los whatsapps de Vendrell, se concreta una reunión entre la empresa y el consistorio. Uno de los socios interesados le pregunta por una comida con el alcalde: “Se comprometió a ir a vuestras instalaciones”.

El proyecto, sin embargo, no avanza y en mayo de 2020 Puig, que parece ejercer como intermediario a favor de la empresa, se queja: “¿Qué podemos hacer?” “En un día subo a ver a Miquel, pero no tengo demasiadas esperanzas (…) Son muy puristas y he de ir con pies de plomo”, admite. Puig, animal político, reprocha la actitud del alcalde: “Qué visión tan poco política. Es la única gran inversión posible que verá Lleida en los próximos cinco años”.

En el teléfono aparecen alusiones también a los intereses en residencias de ancianos y a la intervención de Vendrell durante los meses de la pandemia en Cataluña. Mantiene contactos con una constructora (Benito Arnó) interesada en construir un centro para mayores.

Agilizar la nacionalidad

Entre la documentación encontrada constan también conversaciones con el entonces presidente de la CEOE, Juan Rosell. En noviembre de 2018 le escribe: “Si pudiéramos desencallar la visita a La Moncloa me harías un gran favor, para mí es importante por diferentes temas”. Rosell le responde: “Pedro Sánchez en Fomento 20 dic. Oportunidad para hacer reunión! Vamos hablando”.

Vendrell incluso pide al presidente de la patronal un favor para un amigo: que influya para acelerar el trámite de concesión de la nacionalidad española al hijo venezolano de un constructor español llamado Jesús Vicuña. “Te paso una breve nota para explicarte quién es la persona para la que te pido la gestión para acelerar el trámite (…) Te lo escribo en castellano por si lo has de enviar a alguien”. Rosell, concluye la Guardia Civil, “le comentó que intercedería ante la directora adjunta del gabinete, Ana Alcañiz”.

Leave a Reply