Las noticias

Michael Douglas retira de la venta su finca de Mallorca

Michael Douglas ha decidido conservar su espectacular finca mallorquina de S’Estaca. El actor norteamericano ha retirado del catálogo de ventas la villa situada en la localidad mallorquina de Deiá por la que solicitaba junto a su exmujer, Diandra Lucker, 28,9 millones de euros tras seis años de exposición en los principales catálogos del lujo inmobiliario. Fuentes del círculo íntimo del actor en Mallorca confirman que hace pocos días se decidió a conservar la finca que comparte con su ex y que ambos se turnan para disfrutar durante varios meses al año. El intérprete rodó el año pasado un spot para promocionar la venta de la mansión de la que intentaba desprenderse desde el año 2014.

El actor podría ahora adquirir a su exesposa su parte de la vivienda, con la intención de ser el único propietario de S’Estaca y disfrutarla plenamente durante todo el año junto a Catherine Zeta-Jones y los hijos que tienen en común, Carys y Dylan. En caso de no formalizar la compra, tanto Douglas como Lucker seguirían teniendo a su disposición la imponente mansión durante varios meses al año cada uno. El actor viaja al menos una vez al año a Mallorca, normalmente en verano, aunque el pasado mes de febrero se dejó ver pasando unos días en S’Estaca e incluso se fotografió junto a unos amigos en el conocido restaurante Canela del casco antiguo de Palma.

La villa fue adquirida por el matrimonio Douglas a principios de los 90 por un precio de cuatro millones de euros, importe al que se sumaron los costes de la reforma. Cuando la pareja se separó 11 años después de comprar S’Estaca, acordaron que disfrutarían de la villa por turnos y que cada uno podría visitarla durante seis meses al año. Ambos acordaron ponerla a la venta y salió al mercado inmobiliario en 2014 por un precio de 50 millones de euros. Desde entonces, han rebajado su precio hasta los 28,9 millones de euros que solicitaban hasta ahora para cerrar la transacción.

Para agilizar la venta de la propiedad, en mayo del año pasado Douglas prestó su voz al vídeo promocional lanzado por la agencia inmobiliaria que gestionaba la venta de la villa. El anuncio realizaba un recorrido por las principales estancias de la casa y sus alrededores, mostrando las vistas al Mediterráneo y los terrenos plagados de vides y olivos en varias imágenes tomadas desde el aire. El actor afirmaba durante la visita que su vida había tomado un nuevo curso “y es momento ahora de dejar que alguien más disfrute del privilegio y la aventura de S’Estaca, alguien que aprecie la belleza, la privacidad y las vistas inigualables”.

Fuentes cercanas al círculo del actor afirman que ha cambiado de opinión porque el matrimonio Douglas-Zeta Jones ha creado un vínculo con la isla y quiere seguir conservando la vivienda. Algo con lo que estaría también de acuerdo la exmujer del actor, ya que la casa no podría retirarse de la venta sin su consentimiento o sin desprenderse de su parte. La finca tiene hasta siete edificaciones diferentes que contienen cinco apartamentos con diez habitaciones separadas con capacidad para hasta 20 personas. Las construcciones principales están levantadas en un terreno de 1.000 metros cuadrados con 100 hectáreas de terreno. El pasado mes de julio el matrimonio y sus hijos estuvo pasando unos días en la finca y se dejaron ver por la cercana localidad de Valldemossa, que suelen aprovechar para visitar cada vez que recalan en la isla.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply