Las noticias

Menos aspirantes para entrar en la Universidad, pero mayor competencia que antes de la pandemia

Prueba de la EBAU este lunes en la Universidad Complutense de Madrid.
Prueba de la EBAU este lunes en la Universidad Complutense de Madrid.KIKE PARA / EL PAÍS

Cualquier rector cuenta que la competición para entrar en el grado deseado es cada año más encarnizada. En especial en los estudios con muchos pretendientes, como Medicina o Biotecnología. El punto álgido de la competencia por la plaza se vivió el pasado curso, cuando subieron diez puntos los aprobados en el Bachillerato, del 79,9% de 2019 al 90,1% de 2020, pues en un contexto de pandemia las autoridades decidieron que se evaluase con más laxitud. Ello provocó que subieran las inscripciones en la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad) un 15,4%, según los datos del Ministerio de Universidades. Y que en siete de cada diez carreras creciese la nota de corte, según el análisis que publicó EL PAÍS. Este año, los inscritos a las pruebas se han reducido en 13.046 candidatos, a pesar de que los criterios de corrección adaptados a la pandemia se han mantenido. En nueve comunidades autónomas, los alumnos han podido aprobar el Bachillerato con un suspenso si su nota media en el conjunto de las asignaturas superaba el cinco.

Más información

En julio de 2020 reinó el estupor cuando de los 124.000 alumnos que solicitaron plaza en los campus de Madrid y Cataluña solo logró alguna de las opciones demandadas el 73,8%. El año anterior había sido el 80,5%. En España hay distrito único, es decir, un alumno puede solicitar plaza en cualquier facultad independientemente de dónde haya ido al instituto y se haya examinado de la selectividad. Pero en la práctica la gran mayoría de alumnos solicita plaza en su propia comunidad autónoma.

La tasa de graduación de Bachillerato subió el pasado año en España del 83% al 92%, nueve puntos, según los datos del informe El estado de la educación: un año de pandemia de covid, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Los datos del Ministerio de Educación para el alumnado de centros públicos cifraron el aumento en 10,2 puntos. “Chile, República Checa, Francia, Hungría, Letonia, Noruega y España han incrementado de forma significativa su tasa de graduación”, señala el documento. En otros países ―como Rusia, Corea del Sur y Turquía― la cifra ya rozaba el 100% de aprobados. En España, 12 autonomías pactaron con el Ministerio de Educación flexibilizar los criterios de promoción. El Partido Popular impugnó sin éxito aquel acuerdo de la Conferencia Sectorial de Educación ante la Audiencia Nacional. Pero paradójicamente la región más crítica con la flexibilización,Madrid, superó la media nacional de aumento de los aprobados: en 2º de Bachillerato los titulados se incrementaron 13,4 puntos en Madrid frente a un 10,2 en España.

Los gobiernos autonómicos no proporcionan aún datos de este curso, pero en la evaluación del Bachillerato han pesado las condiciones excepcionales en las que se ha impartido la docencia, que en muchos casos ha sido híbrida (la mitad presencial y la mitad a distancia). En nueve autonomías se ha permitido presentarse a la EBAU con algún suspenso. Pero, sorprendentemente, tres de ellas, Baleares, La Rioja y Extremadura, han encabezado el descenso de aspirantes a la EBAU, con caídas superiores al 10%.

Solo en tres territorios se han presentado más alumnos que el año pasado: País Vasco, Navarra y Comunidad Valenciana, que también han permitido aprobar el Bachillerato con una materia suspendida.

A la EBAU con suspensos

“El año pasado subimos mil y pico estudiantes en la EBAU y ahora volvemos a la curva anterior. Aprobaron más, por el efecto de una evaluación en Bachillerato más permisiva, pero también con peores notas”, explica Ángela Alcalá, vicerrectora de Estudiantes y Empleo en la Universidad de Zaragoza, que examina a todo Aragón, donde han caído las matrículas un 8,4%. El consejero de Educación de Aragón, Felipe Faci, ha justificado la negativa de su departamento a permitir que un alumno pudiera presentarse a la selectividad con un suspenso con el argumento de que todas las clases de Bachillerato han sido este curso presenciales.

ComunidadesMatrículas 20202021Porcentaje
Andalucía51.479 candidatos47.807 candidatos-7,13
Aragón7.2156.641– 8,41%
Asturias4.9754.829-2,93%
Baleares5.0224.453-11,33%
Cantabria3.0942.932-5,2%
Castilla-La Mancha9.3418.431-10,2%
Castilla y León12.13111.059-8,83%
Cataluña39.90439.775-0,3%
Canarias11.15010.737-3,7%
Extremadura6.2695.662-9,64%
Galicia14.56013.204-9,3%
La Rioja1.6441.456-11,40%
Madrid41.31437.896-8,27%
Murcia7.8927.263-7,97%
Navarra3.8153.869+1,41%
País Vasco12.59412.782+1,4%
C. Valenciana24.00024.557+2,32%
TOTAL256.399243.353-5%

“Esta vez las notas son mejores, vienen preparadísimos. Creo que las notas muy altas, sobre todo en ciencias de la salud ―como Medicina, que está disparada― se van a mantener, porque llevan muchos años en esa tendencia, pero en otras que subieron mucho no ocurrirá. Por ejemplo, Filosofía, Periodismo o Estudios Ingleses tuvieron una nota de corte por encima del 11 [sobre 14]. Pero quién sabe qué ocurrirá, la EBAU siempre es una sorpresa”, prosigue Alcalá. En 98 carreras de las universidades públicas (contando de forma individual cada título ofertado por una facultad, aunque se repitan entre los distintos campus) la convocatoria pasada se exigió más de un 13 sobre 14. En 2019 fueron una treintena.

“Hay que tener en cuenta que tienen mucho encima. Tuvieron que recuperar este año lo perdido el curso anterior y encima vivir con los nervios, con la inquietud de volver a ser confinado”, recuerda la vicerrectora de Zaragoza. Casi un tercio de los estudiantes de Bachillerato han ido al instituto en jornadas alternas ―con Andalucía, Cataluña y Madrid a la cabeza―, mientras el resto lo hacían a diario y ahora compiten en un distrito único.

La Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana explica el aumento de un 2,3% en la región: “Entre los años 1998 y 2008 se vivió una década de crecimiento constante de la natalidad que hace que las cohortes de población sean sucesivamente mayores año a año”. Este curso había 900 alumnos más. A eso se suma que está disminuyendo el abandono temprano de las aulas y “las modificaciones que se han introducido para compensar los efectos de la situación extraordinaria de pandemia que vivimos el curso pasado y el actual, como la mayor optatividad de la EBAU, o la flexibilización de los criterios para titular en Bachillerato”. Los aprobados en segundo de Bachillerato crecieron el curso pasado en Valencia del 85% al 92%.

El pasado jueves se conocieron los resultados de la EBAU en Navarra: suspendieron 56 alumnos y el porcentaje de aprobados rozó el 98%. Cada año nueve de cada diez estudiantes pasan la prueba en España, aunque en las grandes ciudades uno de cada cuatro no entra en la carrera solicitada.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply