Lo último

‘Mea culpa’

Desde luego, no abunda en este país la autocrítica, en especial en la clase política. La crisis generada por la covid-19 muestra, por una parte, la lógica imprevisión de una sociedad no acostumbrada a lo que en África es el día a día: una pandemia imparable que se ha llevado ya la vida de más de 21.000 personas, y, por otra, la típica costumbre de improvisar sobre la marcha, que es nuestra forma habitual de resolver los problemas. Ahora, aquellos políticos que estuvieron a punto de desmantelar la sanidad pública deberían pedir perdón por un error que en estos días se ve en toda su magnitud. Todas las Administraciones, la estatal, la autonómica y la local, deben informar de sus numerosos errores, y también de sus aciertos. No pasa nada en una sociedad democrática por saber toda la verdad. Y la próxima pandemia que nos pille preparados a todos.

Francisco Mira Alcañiz. Massanassa (Valencia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply