Las noticias

Más adivinos y menos catedráticos

Me sorprende que la tele se resista tanto a reclamar los servicios de horoscoperos, echadores de cartas y nigromantes de amplio espectro, dada la obsesión por el futuro que han adquirido casi todos los programas desde que empezó el apocalipsis. ¿Quién mejor que ellos para aclararnos el porvenir? Algunos, además, son estrellas del medio. Esperanza Gracia, por ejemplo, daría mucho empaque a las predicciones con su gesticulación y sus atmósferas musicales chilín-chilaut. …

Leave a Reply