Las noticias

Marruecos reconfina Tánger ante la aparición de nuevos brotes

Pasajeros en el aeropuerto de Tánger-Ibn Battuta el 14 de marzo.
Pasajeros en el aeropuerto de Tánger-Ibn Battuta el 14 de marzo.– / AFP via Getty Images

Marruecos ha anunciado el reconfinamiento de la ciudad de Tánger ante la aparición de nuevos brotes de infección. Desde este lunes al mediodía quedan suspendidas las conexiones por tren y carretera hacia la mayor metrópolis del norte, con un millón de habitantes, según anunció el Ministerio del Interior. La policía reforzará los controles para que los ciudadanos solo salgan de sus domicilios en casos de “extrema necesidad”. Para acceder al interior de la ciudad se necesitará una autorización especial de las autoridades locales.

El Gobierno marroquí ya anunció el domingo por la noche el endurecimiento de las medidas preventivas en Tánger y el reconfinamiento de ciertos barrios. Apenas 12 horas después las medidas se extendieron a toda la población. Los centros comerciales, cafés y otros negocios que habían abierto hace un mes vuelven a cerrar. Vuelven a estar prohibidas las bodas y grandes reuniones familiares.

Marruecos ha primado desde el inicio de la pandemia las medidas sanitarias sobre las económicas. El 13 de marzo el país cerró sus pasos fronterizos con Ceuta y Melilla y solo permitió las salidas de extranjeros y marroquíes con doble nacionalidad. Unos 38.000 nacionales quedaron bloqueados por todo el mundo. Las repatriaciones solo comenzaron transcurridos dos meses después del confinamiento. El Gobierno asegura haber repatriado ya a un tercio de los bloqueados.

El pasado 8 de julio el Gobierno anunció la apertura parcial de sus fronteras a partir del 15 de julio. En realidad, más que una “apertura”, ha sido la puesta en práctica de una operación “excepcional”, tal como la calificó el ministro de Exteriores, Naser Burita, para que los ciudadanos marroquíes y los residentes extranjeros, así como sus familias, puedan regresar al país. El regreso a Marruecos solo podrá efectuarse mediante vuelos programados por las autoridades junto a la empresa pública Royal Air Maroc y a través de barcos que saldrán del puerto francés de Sète y el de Génova, en Italia.

Este año, por tanto, no se organizará la Operación Paso del Estrecho (OPE), en la que se suele organizar el tránsito de unos tres millones de nacionales que regresan a Marruecos a través de los puertos españoles. Tampoco está prevista la apertura de los pasos fronterizos con Ceuta y Melilla.

Marruecos ha renunciado a los ingresos de divisas que aporta la entrada de turistas extranjeros. Y a cambio prefiere mantener las medidas sanitarias gracias a las cuales no se ha visto desbordado su frágil sistema público de salud. El 15 de marzo, con solo un muerto reconocido, Marruecos decidió suspender todos sus vuelos internacionales. El 16 de marzo, con 29 casos de infección y solo un muerto, Marruecos cerró los centros educativos. En esa misma fecha se decretó el confinamiento del país y quedaron cerradas todas las mezquitas. El estado de urgencia sanitaria concluía este 10 de julio, pero las autoridades han anunciado que será prolongado un mes, hasta el 10 de agosto.

El país, de 35 millones de habitantes, solo ha registrado hasta este lunes 15.821 casos de contagios, 253 muertes y 12.676 recuperados. En la vecina Argelia también se ha registrado en los últimos días un recrudecimiento de la pandemia. En este país de 42 millones de habitantes ya se han superado los mil muertos (1.011), hay 19.195 infecciones y 13.743 recuperados.

Las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno no han estado exentas de críticas. Hay medios locales que se quejan de que se haya renunciado a los ingresos provenientes del turismo.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply