Las noticias

Marlaska, a los presos por la crisis del coronavirus: “Vuestro comportamiento es ejemplar”

Marlaska, en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa por la crisis del coronavirus.Marlaska, en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa por la crisis del coronavirus./ POOL MONCLOA (Europa Press)

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dirigido este martes sendas cartas a los funcionarios de prisiones y a los reclusos de las cárceles españolas con motivo de las severas restricciones impuestas en los centros penitenciarios para contener la expansión del coronavirus. En las dos cartas, a las que ha tenido acceso EL PAÍS, Grande-Marlaska agradece a ambos colectivos, que suman más de 80.000 personas -considerados como colectivos de riesgo por las autoridades sanitarias-, los esfuerzos que han hecho en las últimas semanas para adaptarse a “una situación excepcional”. A los presos, en concreto, les agradece el comportamiento “ejemplar” que están teniendo después de que se hayan suspendido las visitas de sus familiares y amigos, y los permisos, “salvo contadas excepciones”, en referencia a algunos amagos de plantes registrados en alguna cárcel. “Trabajamos para que esta enfermedad no afecte a los centros penitenciarios, para reducir el riesgo de contagios”, se justifica. Hasta el momento, en las cárceles dependientes de Interior se han confirmado nueve contagios por el coronavirus, ocho de trabajadores penitenciarios y uno de un interno.

En la carta a los presos, a los que se dirige con la expresión “personas privadas de libertad”, el ministro del Interior les indica que el mundo se enfrenta a “una enfermedad que puede afectar a cualquier persona. Seguro que ya lo habéis escuchado”. Grande-Marlaska les asegura: “La mejor defensa, aunque sabemos que os supone inconvenientes, es la limitación de las comunicaciones o de las salidas al exterior. Igual que está pasando fuera de la prisión”. El máximo responsable de Interior recalca que la decisión que se tomó de suspender comunicaciones y permisos se hizo pensando en su salud, en la de sus familias y en la de los trabajadores que a diario están en el centro penitenciario. “La salud de todos”, recalca.

En la misiva, el ministro recuerda a los reclusos que las restricciones de movimientos de personas “afectan a la totalidad del país” y que también los que están en libertad no podrán ver durante un tiempo a familiares y amigos, como les está ocurriendo a ellos. “No tenéis que alarmaros. Intentaremos que podáis mantener más contacto telefónico”, les indica en referencia al incremento del número de llamadas que hasta ahora podían hacer. “Sé que tenéis una gran capacidad de comprensión”, les reconoce. También les asegura que Interior está tratando de dotar a los centros penitenciarios de “los medios materiales, de prevención, sanitarios y farmacológicos necesarios y suficientes para atender cualquier problema de salud que pudiera surgir”. Y concluye agradeciendo a los reclusos “la forma en la que estáis llevando esta situación tan excepcional”.

La carta a los funcionarios de prisiones -que reclaman desde hace años mejoras salariales y equiparación salarial a semejanza de los policías- se inicia también con un agradecimiento, en este caso por desempeñar su trabajo “con total entrega, dedicación y esfuerzo por estar a la altura de las circunstancias en situaciones difíciles”. Tras mostrar el “más profundo respeto y consideración” hacia su trabajo, Grande-Marlaska reconoce que la decisión de suprimir las comunicaciones y los permisos a los internos “son un elemento desestabilizador para la vida ordinaria en los centros penitenciarios”. Por ello, les pide expresamente que intenten mantener las actividades que se desarrollan dentro de las cárceles para los reclusos “en un clima de normalidad”. La misiva la concluye prometiéndoles “flexibilizar en la medida de los posible las jornadas laborales” así como dotarles de “los medios materiales, de prevención y de aseguramiento de la salud”.

Leave a Reply