Las noticias

María Vela Zanetti: “No hay consuelo posible en la lista de la compra”

El mundo parece haberse puesto en sintonía con María Vela Zanetti (Santo Domingo, 65 años). Su libro Sin salir de casa (Trama) se adelantó apenas unos meses al estado de reclusión doméstica por decreto, o “acuartelamiento” como ella dice. Los apuntes, lecturas y recuerdos que reunió ahí están teñidos de humor, amistad, gusto y nostalgia, para componer un autorretrato como un juego de espejos. Es la prolongación, una década después, del igualmente premonitorio Maneras de no hacer nada. Hija de exiliados, Vela Zanetti publicó en los ochenta su primer libro de poemas, al que siguieron una docena más. Tambien ha editado recientemente Dos brujas en la cocina, con ilustraciones de Fátima de Burnay. Original, directa y certera, ha escrito sobre mujeres, moda, literatura, cine y arte, un mundo al que ha estado doblemente vinculada como hija de pintor y esposa del crítico y profesor Ángel González.

¿Cuál es su lugar favorito de la casa para leer?

Siempre he leído en la cama. Con luz natural y mi perra al lado dándose un baño de sol.

¿Qué no puede faltar en un botiquín literario?

La piedad del lector y una goma de borrar.

¿Qué libro ha leído más veces?

La decadencia del analfabetismo, de José Bergamín.

¿Qué es lo último que ha subrayado?

En el libro de cuentos de Saki titulado Reginald y la Academia Real de Bellas Artes”, subrayo con lápiz: “El principal vicio de la Academia es su nomenclatura. Por ejemplo, ¿por qué algo que es claramente un río de truchas con un evidente conejo sentado en primer plano tiene que llamarse Sueño vespertino de serena paz”.

¿Qué canción escogería como autorretrato?

Ne me quitte pas, cantada por Jacques Brel.

¿Hay algún género literario que no soporte?

Ese género almibarado y ruin que publicita los spas para ancianos. Y en general, la propaganda política.

¿Qué encargo no aceptaría jamás?

Biografía de Miguel Bosé

¿La lista más disparatada que ha leído / hecho?

La obligatoria lista de la compra en tiempos de “acuartelamiento”. No hay modo de encontrar consuelo.

Se declara apasionada de epistolarios, diccionarios y recetarios. ¿Cuáles recomienda?

Las Cartas a Sophie Volland de Denis Diderot, el Breve diccionario etimológico de la lengua castellana de José Corominas y una colección de pequeños tomitos del Mercure de France, Recettes Literaires, y especialmente las recetas que nos dan los Monty Python, como el “paté de rata”.

¿Qué película ha visto más veces?

Mujeres (1939), de George Cukor.

¿Qué libro está sobrevalorado?

Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Escribe que las vidas de santos a veces son alarmantemente más entretenidas que las novelas. ¿Cuál recomienda?

La de Santa Clara de Asís.

¿Qué ventaja tiene no salir de casa?

La invisibilidad social. Así te quedas en casa y existes. Como decía Elías Canetti: “Leer para escribir, escribir para pensar, pensar para vivir”.

Leave a Reply